Como vimos en el artículo anterior hay distintos tipos de liderazgo; dependiendo si el líder está enfocado en las tareas o en las personas.

Todos los tipos de liderazgo que vimos tienen ventajas, pero también inconvenientes. Y en base al contexto en el que se encuentre la empresa y el perfil de los integrantes del equipo de trabajo, un tipo u otro puede influir positiva o negativamente.

Esto no quiere decir otra cosa que, un buen líder debe tener, ante todo, una gran capacidad de adaptación al entorno.

Las empresas necesitan líderes en todas sus áreas 

Debemos tener muy claro que, dependiendo del tipo de liderazgo que se desarrolle en todos y cada uno de los estamentos de la empresa, se influirá y tendrá consecuencias con el equipo, independientemente del carácter de cada uno de los integrantes de ese equipo.

Y, por supuesto, no olvidar que la integración del personal con las metas de la empresa va a ser clave. Y sólo con liderazgo se podrá conseguir de forma óptima.

Sólo debes mirar en tu entorno y te percatarás de que las empresas las puedes distinguir en dos grandes grupos. Las que cosechan resultados más bien mediocres y las que consiguen buenos e incluso resultados extraordinarios.

Una parte muy importante de la responsabilidad de alcanzar una situación u otra es la de ser un buen líder.

Cómo ser un buen Líder

Se ha escrito mucho alrededor del cómo ser un buen líder, de las funciones, las habilidades y las aptitudes necesarias para que una persona se pueda convertir en un buen líder.

Algunos autores incluso hablan, directamente, de que los buenos líderes nacen. Como si aprendiendo no se pudiesen desarrollar las capacidades necesarias para ejercer un liderazgo eficaz en cada momento.

Si tu reto personal es el de cómo ser un buen líder, debes entender que todas esas aptitudes, habilidades e incluso actitudes se encuentran en tres grandes aspectos que son los que desarrollan los mejores líderes empresariales y sociales.

cómo ser un buen líder liderazgo

Los 3 aspectos del liderazgo eficaz

1.- Liderazgo Organizacional:

a).- Un buen líder debe saber (y si no, pues debe aprender) a organizarse él y, por supuesto, a organizar las tareas de su equipo de forma eficaz.

Debe tener una buena metodología en gestión del tiempo y productividad personal. Porque sino le va a ser muy difícil enseñar y dar las directrices adecuadas. Y, por lo tanto, no podrá ayudar de forma eficiente a su equipo.

Esto quiere decir que una vez planteados los objetivos o metas a alcanzar por el equipo, él es que debe saber determinar el plan de acción que hay que seguir, los plazos que se deben cumplir, cuáles son las tareas determinantes que se tienen que acometer y determinar el sistema de medición objetivo que va a utilizar para garantizar un avance continuo hacia los objetivos planteados.

b).- Al realizar este trabajo de forma correcta se desarrollan en su persona una serie de aptitudes y habilidades muy importantes, como son:

  • Visión estratégica.
  • Focalización en las metas: Esto te permite agudizar la imaginación. Y en ese punto es cuando aparece la preciada creatividad.
  • Tus capacidades para adaptarte a cambios aumentan exponencialmente. Porque al tener un plan escrito es mucho más fácil adaptarse y navegar en la adversidad.

c).- Si un líder dispone o adquiere estas aptitudes y habilidades le será muy fácil enseñar, tutelar y dirigir a su equipo, mostrándose como ejemplo a seguir.

2.- Liderazgo con Equipos de Trabajo. 

En este ámbito, el líder que ha desarrollado las metas de forma metódica y le ha dedicado tiempo a preparar el plan de acción a seguir, le será muy fácil poder trabajar como un auténtico líder con su equipo.

Simplemente, lo que debes hacer es ser flexible, preguntar y escuchar.

En las reuniones con tu equipo debes controlar el tempo, dar las instrucciones de forma clara y concreta, preguntar para mejorar cualquier aspecto que se esté tratando y, sobre todo, escuchar.

La escucha activa y la curiosidad (preguntar) son las más preciadas de las aptitudes para conseguir ser un buen líder. Y debes desarrollarlas de forma prioritaria.

Además, para liderar equipos de trabajo eficiente también debes tener en cuenta otras aptitudes:

  • No criticar y respetar todas las opiniones.
  • Paciencia y estar dispuesto/a a enseñar.
  • Evitar discusiones y mostrando un interés honesto con los integrantes del equipo dejando que expresen sus opiniones.
  • Facilidad de palabra.
  • Motivador/a.
  • Exponer tus errores y admitir los errores de los demás. Saber rectificar.
  • Demostrar aprecio y reconocer el trabajo bien hecho.
  • Sonreír. El poder de una sonrisa es implacable.
  • Comunicación asertiva.
  • Disponer de un espacio para charlar individualmente con cada miembro del equipo.
  • Exigencia y disciplina

3.- Liderazgo Personal.

En este aspecto, el buen líder dispone de metas personales en todas las áreas de su vida. Y, por consiguiente, estimula y promueve que su equipo haga lo mismo.

Todos sabemos que un empleado satisfecho rinde más del doble que uno insatisfecho. Y su nivel de insatisfacción puede venir por su área profesional (cosa que, el buen líder, siguiendo las directrices expuestas evitará), o por sus áreas personales.

El buen líder es plenamente consciente de la importancia de la vertiente personal, tanto suya como la de todos los integrantes de su equipo.

¿ Cuando me puedo sentir un buen líder ? 

Saber si eres un buen líder depende de las sensaciones y emociones que generes en los integrantes del equipo de trabajo.

Para que un equipo llegue a conseguir resultados extraordinarios sus integrantes se deben sentir…

  • Que pertenecen al grupo
  • Capacitados
  • Promovidos
  • Implicados
  • Respaldados
  • Valorados
  • Apreciados
  • Productivos
  • Retados a través de metas

El reto de un buen líder, además de conseguir las metas empresariales que se han determinado, debe conseguir estas sensaciones entre los integrantes de su equipo.

cómo ser un buen líder liderazgo

Conclusiones 

Cómo ser un buen líder se basa más en sentido común que en otra cosa. Ya que, como has visto, se sustenta en parámetros muy lógicos y que son susceptibles de aprendizaje:

  • Disponer de una buena capacitación para visionar correctamente el camino que debe seguir el equipo.
  • Adquirir las habilidades organizativas necesarias para guiar al equipo de forma eficaz.
  • Ser cercano/a, honesto/a y saber escuchar.
  • Disponer de un plan de metas personales fuera del ámbito profesional.

Siguiendo los pasos del artículo, tú también puedes llegar a ser un líder ejemplar.

Si crees que este artículo te ha sido útil para saber cómo ser un buen líder y, además, puede ayudar a otros, compártelo, por favor. Y recuerda, los líderes se hacen.

Pin It on Pinterest

Share This

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar