Cómo vender más y vender mejor es la preocupación típica de cualquier negocio y todo profesional de las ventas. Al menos, así debería ser, porque las ventas son la sangre de tu negocio o actividad profesional.

Tienes que tener muy claro el parámetro básico para vender más y vender mejor, y éste es la medición. Este concepto es el que te permite analizar, cuestionar y, por lo tanto, mejorar todos y cada uno de los pasos de tu método de ventas.

Si no dispones de un método de ventas que ejecutes de forma sistemática, entonces este artículo no va a poder ayudarte ni aportarte nada. Simplemente, porque no habrá nada que medir, y por consiguiente, nada que mejorar.

Recuerda:

“No es lo que ignoramos lo que nos impide prosperar;
lo que constituye nuestro mayor obstáculo es
lo que creemos que sabemos y luego resulta que no es así.”

                                                                                               Josh Bilings (1818-1865)

¿Por qué la medición te permite mejorar?

Si tu objetivo es aprender cómo vender más y vender mejor en tu negocio o actividad profesional, existe una premisa básica que debes tener muy clara y grabar en tu mente.

La premisa que debes aplicar se llama: Medición

Y estoy seguro que habrás oído o leído frases parecidas a éstas: “lo que NO se mide, NO se puede mejorar”, o su vertiente menos radicaltodo lo que midas es susceptible de mejora”.

Esto, simplemente quiere decir que cualquier parámetro de tu vida, ya sea tanto en el ámbito profesional como personal, debe ser medido si quieres mejorarlo.

Si quieres mejorar tus ventas, rentabilizar tus acciones y ganar más dinero, debes tener muy claro que, o mides lo que haces o simplemente te van a pasar las semanas, los meses y los años sin que puedas disfrutar de la mejora que anhelas y el éxito que deseas.

Todo esto, con el tiempo, sólo puede llevarte a la frustración y la desmotivación por no conseguir los resultados que quieres.

Cómo vender más y vender mejor

Ejemplos sencillos del día a día en los que mides:

  • Si quieres correr una maratón con unas mínimas garantías hacia tu salud y tu estado de forma, mides tu alimentación y tus entrenamientos.
  • Cuando quieres mejorar la eficiencia de tus empleados, mides en base a unas metas de actividad que has definido previamente.
  • Para hacer correctamente ese guiso del que te dieron la receta, mides exactamente los ingredientes según la receta.
  • Cuando quieres perder peso, mides tu alimentación y tu peso.
  • Por lo tanto, cuando quieres vender más y vender mejor, debes medir las acciones de tu método de ventas, para poder cuestionarlo y mejorar tus acciones.

Piensa un momento. Y te darás cuenta de que todo lo que has querido mejorar en tu vida hasta día de hoy, seguramente lo has medido, aunque haya sido de forma inconsciente.

La trampa que hace que no midas

La medición personal es muy dura, porque te confirma la cruda realidad de que no haces las cosas tan bien como realmente te gusta pensar que haces.

Ésta es la trampa. Es muy fácil y tentativo caer en la banalidad de pensar que actúas bien y que tu entorno o los factores externos son los culpables de que no vendas lo que te gustaría vender.

Y, automáticamente, acabas dando la culpa al mercado, los compradores, la crisis, la economía, etc. Cuando en verdad eres tú quien no rectifica acciones, actitudes ni comportamientos que son los realmente responsables de la situación.

Piénsalo un instante y te darás cuenta que es lógico. Si siempre haces lo mismo, siempre obtienes lo mismo. Para mejorar debes cambiar.

cómo vender más y vender mejor

Cómo vender más y vender mejor

Cómo vender más y vender mejor tiene su secreto en el equilibrio de las dos vertientes que tiene cualquier mejora personal o profesional. Una es la cantidad, y la otra la calidad.

Lo primero que debes hacer es definir un método de ventas con todos y cada uno de los pasos que lo componen, para poder definir metas concretas sobre cada uno de ellos.

En el momento en que tienes clara cuál es la actividad y las acciones que debes realizar y además, las realizas de forma regular, podrás entrar a mejorar la calidad de tus acciones.

Cuando estás realizando de forma regular las tareas pertenecientes a tu método de ventas, y las estás midiendo para asegurar su realización es cuando puedes empezar a analizar, a través de la medición de la actividad, la mejora de la calidad de todas y cada una de ellas.

Sólo de esta forma podrás vender más y vender mejor, convirtiendo tu profesión o actividad profesional en un conjunto de acciones hacia la excelencia.

Si te gustaría ayudarte a seguir mejorando tus niveles de ventas e ingresos, no dudes en suscribirte a mi newsletter, donde regularmente ofrezco, en exclusiva, herramientas y tips para mejorar de forma constante.

Y si te ha gustado el artículo, por favor compártelo a través de tus redes sociales. Muchas gracias.

Pin It on Pinterest

Share This

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar