El poder de la actitud en la venta, y en la vida en general, es determinante para la obtención de resultados, tanto tangibles como intangibles. Por esto, tienes que aprender qué factores te pueden ayudar a tener una actitud correcta para sacarle el máximo partido a tus acciones.

La percepción de tu entorno, la identificación de oportunidades y, cómo no, tu forma de comportarte delante de los sucesos de tu día a día está determinado por tu actitud. Y esto afectará a tu nivel de ventas y, por supuesto, a tu vida.

La vida es venta. Así de simple.

La vida es una venta constante. Desde pequeños hasta la edad adulta no paramos nunca de vendernos o de vender, sea cual sea el ámbito en el que nos movamos.

Recuerda que cuando eras pequeño/a te vendías como un buen compañero/a para que compartieran los juguetes en la guardería, o te vendías como un buen hijo/a para conseguir que te dejaran hacer o ir a donde querías.

Más adelante, en la adolescencia, te vendes para agradar a esa chica o chico. También vendes tus conocimientos y tus habilidades en clase para conseguir mejores notas, y así conseguir que te permitan entrar en los estudios que deseas. Incluso te vendes a ti mismo/a en la entrevista de trabajo, para conseguir un nivel de ingresos mayor.

También te estás vendiendo cuando a tus amigos les describes con mucho entusiasmo las características de ese ordenador, teléfono, vestido o zapatos que te has comprado, y no me dirás que nunca lo has hecho.

Todos vendemos, de una forma u otra. La venta siempre está implícita en nuestro comportamiento y en el de nuestro entorno. Por lo tanto, negarlo es absurdo. Aunque en este artículo está centrado en el poder de la actitud en la venta.

El poder de la Actitud en la venta. Factores determinantes.

Para potenciar y desarrollar tu actitud, con el fin de que no se convierta en un escollo en la consecución de resultados, ni un obstáculo para conseguir el Éxito y el nivel de ventas que deseas, debes potenciar y desarrollar las siguientes aptitudes:

El poder de la actitud en la venta

1.- Autoconocimiento y Autoconfianza:

El autoconocimiento se basa en el conjunto de creencias y experiencias que uno tiene de sí mismo y de su entorno.

La acción y los resultados que obtienen las personas que se dedican a las ventas dependen directamente del nivel de sus propias creencias. Dicho de otra forma, si tú crees que tu conjunto de conocimientos en torno a las ventas es bajo, de manera natural, tenderás a evitar las acciones determinantes de esta actividad.

No te debe sorprender que los mejores vendedores, en cualquier sector, tengan altos niveles de creencia de que pueden conseguir lo que se propongan.

El motivo principal es que estas personas tienen muy claro lo que quieren, trabajan y disfrutan para sus metas, que básicamente son el reflejo de sus inquietudes personales.

2.- Calma:

Mantener la calma, controlar tus emociones y gestionar el silencio de forma correcta va a ser una gran ayuda para desarrollar tu actividad como vendedor.

En primer lugar, debes tener muy claro y aceptar que en el mundo de las ventas, el rechazo no es personal.

No debes permitir que una reacción negativa por parte de un cliente te condicione de ninguna manera, porque en el caso de que pase, las siguientes visitas, llamadas o presentaciones se verán penalizadas, pues tu actitud habrá sido castigada.

¿Cuántos NO puedes aguantar sin perder el punto óptimo en tu actitud antes de conseguir un SÍ?

Cuanta más resistencia tengas al NO, más fácil te resultará desarrollar la calma y la seguridad necesarias para conseguir los SÍ deseados.

3.- Expectativas positivas y Autoestima:

Si tu nivel de autoestima o tus expectativas hacia tus metas no son positivas, ya sea por sentimientos de inferioridad, infravaloración o incompetencia, el obstáculo al que te enfrentas no está en el exterior, está en tu interior.

La consecuencia natural a esta situación es siempre más o menos la misma. El auto-sabotaje personal.

Y sin darte cuenta, la toma de decisiones va desapareciendo. No se toman acciones de forma proactiva. Siempre se necesita la aprobación o que alguien te diga qué hacer. El nivel de seguridad sobre lo que se hace cae en picado. Cada día hay menos acción, por lo tanto, menos resultados y se acaba en una situación de desmotivación.

El desarrollo personal y forjar una motivación personal basada en tus inquietudes personales te permitirán tener siempre una actitud adecuada, para aprovechar todas las oportunidades que te ofrece la vida, que no son pocas.

4.- Fe ciega en lo que haces.

Cuando tienes metas claras y concretas, sabes qué es lo que quieres y, por supuesto, sabes cómo lo vas a conseguir, porque has desarrollado un plan de acción de éxito.

Es mucho más fácil tener una línea continua en tus acciones y tu motivación, o sea, mantener la actitud adecuada.

La melodía perfecta suena cuando se tocan todas y cada una de las teclas adecuadas en el momento adecuado.

5.- Sentirte bien con lo que haces.

Cuando haces lo que debes, es mucho más fácil y habitual conseguir resultados mayores de lo que se esperaba inicialmente.

Automáticamente, tus niveles de creencia aumentan. Por consiguiente, tu autoconocimiento se ve reforzado. Tus habilidades mejoran y tu calma fluye por la seguridad que sientes al realizar tus acciones. Tus expectativas positivas se instalan en tu cabeza como si siempre hubiesen estado allí y no tienes ninguna duda sobre lo que haces.

Esta situación o conjunto de causas-efectos genera como consecuencia un sentimiento de satisfacción y plenitud personal, que alimenta tu actitud para que cada día que pase ésta sea más estable, ya que el principal problema en el mundo de las ventas es la inestabilidad de la actitud, que acaba siendo la responsable de que las cosas se tuerzan y que aparezcan, de forma constante, esos temidos “días grises”.

Pon en práctica estas aptitudes y verás cómo el poder de la actitud en la venta es crucial para que consigas el Éxito profesional que deseas.

El poder de la actitud en la venta

Te invito a que, antes de comprobar por ti mismo/a el poder de la actitud en la venta, te leas las referencias que he hecho en cada uno de los puntos. De esta forma, tu visión del conjunto de acciones, que te facilitarán forjar una actitud de éxito, será mucho más clara.

Gracias por compartir el artículo en tus redes.

Suscríbete a la newsletter y así te podré responder, de forma personalizada, todas aquellas preguntas/dudas que te puedan surgir.

Pin It on Pinterest

Share This

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar