Saber que no se sabe, eso es humildad. Pensar que uno sabe lo que no sabe, eso es enfermedad.

 

Me encanta esta cita del gran Lao-Tsé, porque prácticamente podría afirmar que todas las semanas me encuentro con este ejemplo a nivel profesional.

Personalmente tengo un hábito que me encanta y os recomiendo, que es el de aprender algo cada día. Es un reto que hace que te mantengas con los pies en el suelo. Además de forjar la humildad necesaria para avanzar hacia donde uno quiere.

Lo que Lao-Tsé describe como enfermedad puede llegar a ser mucho peor, ya que habitualmente es el caldo de cultivo de frustraciones, desesperanzas, desilusiones, problemas continuos, vivir en un dolor de cabeza interminable e incluso la quiebra financiera.

En el mundo de los negocios, sin hacer distinciones entre grandes empresas, pequeñas o micro empresas, casi me atrevo a afirmar que más del 90% de los obstáculos que no se superan de manera óptima (los cierres, los problemas con el personal, con clientes, con proveedores e incluso contigo mismo y con tu entorno personal), vienen por creer saber cosas que realmente no sabes.

Leer un libro no da conocimiento si no se aplica correctamente.

Realizar un curso no da conocimiento o resultados a nivel profesional, si no se aplica de forma adecuada y repetitiva.

Y asistir a innumerables ponencias empresariales tampoco da los resultados que buscas. Porque la aplicación correcta de los conceptos que se exponen requiere conocimientos más profundos, práctica y, sobre todo, repetición.

Si crees saber lo que realmente no sabes… tienes un problema grave.

Que va estar ahí a lo largo de toda tu vida.

Si no haces algo para remediarlo.

¿Quieres vender más?

¿Te gustaría ser más productivo y mejorar los resultados de tu equipo y tu empresa?

¿Quieres aprovechar al máximo tu tiempo y dedicarlo a lo que te permite alcanzar tus metas?

¿Te gustaría forjar los hábitos adecuados para conseguir todos tus propósitos?

¿Quieres eliminar de tu vida esa sensación de ir sobre la marcha y con la sensación de no llegar a todo?

¿Te gustaría aumentar tus niveles de motivación y cambiar tu actitud?

¿Te atreves a coger el timón de tu vida y dirigirla hacia dónde tú quieras?

Todo ello es posible si te das cuenta que hay cosas que crees saber y que realmente no sabes, porque si no, no estarías leyendo esto.

Pin It on Pinterest

Share This

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar