Los Hábitos para el Éxito son el conjunto de comportamientos, conductas, actitudes y acciones que te facilitarán de forma tangible y real el camino para alcanzar tu éxito personal.

Cuando hablo de éxito personal me refiero al conjunto de objetivos o ilusiones que anhelas conseguir en tu vida, para que sea como tú deseas.

El Éxito ni se logra por accidente, ni puedes comprarlo, ni tan siquiera puedes casarte con él o heredarlo.

Se basa en un proceso de fijación de metas concretas, tanto en el ámbito personal como en el profesional, que te permite alcanzar tus objetivos e ilusiones en la vida.

Y para conseguir lo que realmente te hace brillar los ojos, sabes igual que yo, que debes desarrollar una serie de aptitudes en forma de hábitos, que te serán vitales y determinantes en la consecución de los resultados que quieres en tu vida.

Hábitos para el Éxito

Si tengo que hacer una exposición de hábitos para el éxito quizá te acabe aburriendo, porque debería titular el post “Los 150 Hábitos para el Éxito” y seguramente no llegarías ni al séptimo.

Por este motivo y para facilitar la comprensión de que los hábitos se componen por comportamientos, conductas y actitudes, además de acciones, creo que es mucho más interesante describirlos en grupos concretos.

A ver qué te parece así:

Grupo 1: Compromiso Personal con tu Éxito

Este grupo está formado por la visión, el deseo y es donde se cimienta la creencia necesaria para conseguir tus ilusiones y el Éxito, tanto a nivel profesional como personal.

Siempre, en mis artículos, hago mención al éxito personal y/o profesional para que se me entienda bien. Pero la realidad es que somos seres indivisibles y por mucho que nos guste hablar de estos distintos ámbitos, tanto el área profesional como la personal se ven alteradas por los resultados de la otra área, ya sea para bien o para mal.

Este punto es muy importante y sólo tienes que recordar algunos ejemplos tuyos:

¿Recuerdas cuando esa relación de pareja que tuviste, empiezo a ir mal, y ese mal estar acabó desembocando en tu área profesional sin que tú pudieras evitarlo?

Ya fuera a través de falta de concentración, mal trato con tus compañeros o subordinados, proyectos que de golpe se torcieron sin saber muy bien el porqué y/o cualquier otra situación. Piénsalo bien.

Y al revés también tienes ejemplos. Tu área profesional empieza a ir mal por ese ascenso que han dado a otro, o tu empresa o actividad profesional no da los resultados económicos que esperabas o problemas con tus clientes, da igual.

¿Dónde acaba desembocando todo esto?… habitualmente acaba en casa, ya sea con tu mujer/marido o tus hijos, o dejas de ir con los amigos a tomar algo, ya no tienes tiempo para hacer deporte, empiezas a cambiar tu dieta, todo ello sin darte cuenta, y poco a poco, te vas cerrando en ti mismo/a y en tus problemas profesionales.

Acabas poco a poco apartándote de tu entorno y justificándolo con pensamientos del tipo… “cuando todo vaya bien ya tendré tiempo para la familia, los amigos y mis hobbies”… y siendo la realidad que, cuando coges consciencia de la situación, quizá hayan pasado años.

De acuerdo, aclarado este punto que pienso que es importante, vayamos a ver qué conductas, comportamientos, actitudes y acciones debes desarrollar para conseguir los hábitos para el éxito en este primer grupo:

a) Debes:

Establecer Metas.

Buscar tus objetivos en la vida.

Encontrar un propósito.

Llámalo como tú quieras. Llámalo metas, retos, objetivos, hitos, etc. Como tú desees. Pero define qué quieres conseguir a corto y largo plazo.

Dibuja cómo quieres que sea tu vida a través de tus metas.

Esto te va a permitir visualizar la imagen de la vida como tú la deseas. Tal y como decían Einsten y otros grandes personajes de éxito… “no puedes conseguir lo que no puedes imaginar”. Por eso es tan importante poder visualizar con facilidad tu futuro y no hay mejor forma que escribirlo.

b) Determina el “por qué”

Detalla una lista por escrito con los motivos, beneficios y los resultados que obtendrás al conseguir tus metas.

c) Esto te permitirá desarrollar los siguientes hábitos para el éxito y comportamientos…

Focalizar tu energía.

Perseverar ante los obstáculos que encuentres.

Aprender a saber decir “no” cuando toca.

Revisar tus metas regularmente.

Definir metas más ambiciosas una vez conseguidas las primeras, y el motivo es que tu nivel de creencia aumentará y no te pondrás tantos límites.

Este grupo de conductas y comportamientos es más fácil de crear si tienes metas escritas de forma clara y concreta (punto a). Sino es una batalla mucho más compleja, porque la dispersión que genera el día a día provoca precisamente lo contrario.

Hábitos para el éxito

Grupo 2: Planificación y Gestión del Tiempo

En este grupo encontramos los hábitos para el éxito necesarios que deberemos aplicar a nuestro día a día y, por lo tanto, empezar a tangibilizar y convertir en realidad toda esa lista de objetivos.

Aquí también es donde ese enfoque de energía y la perseverancia nos permitirán avanzar mucho más rápido de lo que podemos pensar en un punto inicial.

Para planificar y gestionar el tiempo de forma coherente con tus objetivos, debes…

1.- Priorizar las tareas determinantes sobre el resto de tareas en tu día a día.

2.- Para poder ser eficiente en este primer aspecto, es prioritario disponer de un plan de acción (5) concreto de tus metas a corto plazo.

3.- Disponer de una lista de tareas pendientes ordenadas cronológicamente.

4.- No procrastinar, que quiere decir “hacer lo que toca cuando toca”, de acuerdo con el plan de acción que hayas definido.

De esta forma estarás proyectando y cumpliendo con tus tareas determinantes, que son las que te permiten acortar la distancia entre tu situación real y la situación ideal que quieres conseguir.

5.- Todo esto te permitirá desarrollar la resiliencia, ya que en este punto sabes perfectamente lo que quieres (metas descritas) y qué es lo que debes hacer para conseguirlo (los puntos 1, 2, 3 y 4).

6.- Aquí también se forja el hábito de aprender a saber decir que “no”. Y el motivo es sencillo, cuando sabes lo que es realmente importante para ti es mucho más fácil evitar dispersiones del entorno y decir “no” empieza a formar parte de tus hábitos.

7.- En este grupo es donde se crea la suerte del ganador.

Como te habrás dado cuenta, este conjunto de hábitos está enfocado a aumentar tu productividad personal, para poder acometer todas y cada una de las acciones que te van a permitir conseguir tus metas.

Grupo 3: Estado Físico

Éste sería el grupo de hábitos para el éxito referidos al cuidado personal. Y con esto no me refiero a ducharse regularmente o limpiarse los dientes, que también quedarían incluidos 🙂

Me refiero a los hábitos que te permitirán encontrarte bien contigo mismo/a.

Hábitos que le permitirán a tu cuerpo generar los niveles de energía suficientes para hacer frente a tu día a día sin que tu actitud o motivación se vean penalizadas de forma dramática, evitando esos bajones anímicos que pueden llevar al traste todo el trabajo realizado anteriormente.

En este grupo destaco hábitos como…

1.- Levantarte temprano (desayunar bien y hacer tus ejercicios matutinos o meditación).

2.- Dormir las horas necesarias (habitualmente entre 6 y 8 horas máximo).

3.- Comer y beber con moderación (cualquier exceso es perjudicial).

4.- Disponer de una alimentación equilibrada (comer de todo para que tu cuerpo disponga de todos los nutrientes necesarios).

5.- Definir una rutina de ejercicio físico diario (le debes dedicar 20-30 minutos diarios, y no hace falta dedicarle 2 horas cada día, a no ser que tu meta sea correr una maratón).

6.- Hacer meditación o relajación diariamente (el ejercicio de la mente es igual o más importante que el físico, no lo olvides).

Grupo 4: Aptitudes y Habilidades

El grupo 4 es un poco amplio porque abarca distintos aspectos. Y aunque pueda parecer que no tienen vinculación alguna, están estrechamente relacionados entre sí.

Aspecto Educativo:

1.- Mejorar tus capacidades debe ser un objetivo prioritario, ya que muchos obstáculos que en un primer momento parecen insuperables, son fáciles de superar si se dispone de la visión y los conocimientos adecuados.

Esto empieza con tus habilidades en la gestión del tiempo y la planificación orientada a tus metas.

2.- Debes estar en continuo aprendizaje, por lo tanto, un hábito estupendo es leer a diario.

3.- Por el contrario, deberías reducir la televisión y/o pasatiempos vagos. Lo único que te aportan es dilapidar tiempo y provocarte una pérdida de energía y atención en lo que realmente te importa, que entiendo que son tus metas.

Aspecto Mental:

1.- Debes admitir y aceptar tus errores. No todo sale bien a la primera necesariamente.

2.- Compromiso con la excelencia (que no es la perfección).

3.- Medir cada uno de los pasos que das para poder mejorar de forma continua, y así, garantizarte tu Éxito.

Aspecto Social:

1.- Debes ser agradecido/a y saber elogiar.

2.- Ser respetuoso/a y educado/a con tu entorno.

3.- Saber pedir consejo cuando lo necesites… sin dudarlo un instante.

4.- Encontrar un mentor o guía para aprovechar su experiencia y evitar errores conocidos.

5.- Relacionarte con gente positiva y con metas que les ilusionen.

Grupo 5: Actitud y Motivación

Este grupo podríamos describirlo como el “packaging” o el envoltorio que recoge todos los puntos anteriores. Te dará la cobertura necesaria para mantener una línea constante de actuación y hacer frente a los critiqueos, los obstáculos y las situaciones difíciles, que no tengas ninguna duda que aparecerán en algún momento, por eso debes estar preparado/a.

En este grupo hay un problema evidente sí o sí. Y es que parte de los obstáculos a los que vas a enfrentarte no van a ser físicos, sino mentales, y los vas a crear tu solito/a.

Con esto quiero decir que tus propios pensamientos van a ser los primeros que van a ponértelo difícil en todo este proceso. Generando dudas, preocupaciones, actitudes de prepotencia o de infravaloración y, sobre todo, miedos, que básicamente serán infundados, pero seguramente, después de darles dos mil vueltas, hasta tú te los vas a creer con una Fe ciega, y esto provocará que te paralices.

Para este grupo, más que detallar hábitos para el éxito, casi mejor que leas estos artículos que están directamente relacionados con el desarrollo de los hábitos adecuados para forjar una buena Actitud y Motivación:

¿Cómo tener motivación personal? Las claves para conseguir Motivación

Superación Personal: Los 7 Pilares de la Motivación Personal

5 Barreras para El Poder del Pensamiento Positivo (Parte I)

8 pasos para crear Pensamientos Positivos (Parte II)

Motivación Interior, Motivación Exterior y la Automotivación como motor del Éxito Personal

Hábitos para el éxito

El Éxito se basa en método y pautas

Conseguir los propósitos que te plantees en tu vida no será fruto ni de la suerte ni de disponer de una varita mágica, sino de forjar estos hábitos para el éxito.

Si quieres vivir como tú deseas debes tener compromiso personal contigo mismo/a y desarrollar las habilidades necesarias en gestión y planificación de tu tiempo, porque tienen relación directa con el grado de éxito que consigas.

También debes cuidarte. Tu cuerpo y tu mente deben estar en plenas condiciones para poder ofrecerte lo mejor.

Las aptitudes y habilidades que adquieras a lo largo de tu vida te ayudarán siempre. Lo único que no sabes es “cuando”, por lo tanto, debes estar preparado/a y no dejar estos hábitos en ningún momento.

Y, por último, la Actitud y la Motivación de una persona de Éxito se forjan haciendo lo que hacen las personas de Éxito, así de simple.

¿Tienes algún hábito que creas importante y no esté descrito?

Coméntalo y lo añadiré al artículo.

¡ Ah ! No olvides compartir el artículo en tus redes sociales 😉

Pin It on Pinterest

Share This

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar