La procrastinación es un hábito enormemente extendido que me gusta definir como el hábito MataMetas. Aunque el diccionario se refiera a la procrastinación como aplazar, diferir o posponer en el tiempo.

La defino como un hábito MataMetas porque, por desgracia, lo que siempre aplazamos, diferimos y posponemos son Tareas Determinantes, tareas que son relevantes, importantes y que son las que marcan las diferencias entre el Éxito y el Fracaso.

Y en su lugar, decidimos realizar tareas placenteras, sin sentido, y que muchas veces simplemente no sirven para nada, a parte de consumir tiempo. Un tiempo precioso que desaprovechamos para avanzar hacia nuestras metas.

Procrastinación… el MataMetas 

La explicación del porqué está tan extendida es sencilla.

Somos animales de recompensa rápida, por no decir inmediata. Y tener que hacer acciones cuyo beneficio disfrutaremos en el futuro es lo que nos impide hacerlas en su momento y por eso, decidimos posponerlas.

También es habitual procrastinar, sobretodo, en nuestras metas más ambiciosas y grandes, esas que nos hacen brillar los ojos como soles, por miedo a no poder estar a la altura o a fracasar, por esta razón, no las acometemos cuando toca.

Resumiendo: Ya sea por placer inmediato, por miedo al fracaso, por no estar a la altura o por cualquier otro motivo que te venga en mente, la realidad es que el posponer esas Tareas Determinantes acabará por matar tus metas, tus sueños y tus ilusiones.

De ahí que defina este hábito como MataMetas.

Pero esto no acaba aquí, puesto que al cabo del tiempo, acabarás justificando el no haber realizado tus metas, sueños e ilusiones con que “no era el momento adecuado” o que “la culpa es de los demás” o vete a tú saber qué, ya que la imaginación humana en este aspecto es brutal, puede justificar lo injustificable y quedarse tan tranquila… ¿verdad?

procrastinación

La Procrastinación es un hábito 

La procrastinación es un hábito, por lo tanto, la única forma que tienes para poder superarla es adquiriendo un nuevo hábito que la sustituya o mejor dicho, un conjunto de hábitos.

La forma más fácil para evitar la procrastinación y avanzar de forma constante y regular hacia tus objetivos y tus metas es la de disponer de un sistema de planificación, con sus hábitos concretos y enfocado a conseguir resultados concretos.

Recuerda como te expliqué en un post anterior, que el concepto de la planificación, la organización personal y la gestión del tiempo no tienen ningún sentido si no hay una meta, un objetivo o un reto a alcanzar.

A lo largo de los años, me he encontrado muchos casos de personas que han intentado superar la procrastinación con “estrategias” de dudosa eficacia, como por ejemplo: hacer las tareas que les vengan en gana siempre y cuando tengan una duración inferior a 5 minutos (que en realidad se acaban alargando) pensando que al realizar estas tareas banales no están procrastinando, cuando en realidad se trata de tareas que no les sirven de nada para conseguir sus metas. Suena un poco estúpido, lo sé, pero para gustos los colores.

La realidad es que este tipo de estrategias acaban creando un hábito llamado “multitarea” o “picoteo” y dinamitando la productividad de la gente desde la raíz y eternizando la procrastinación.

Además, estas estrategias también provocan el autoengaño a corto plazo. Hacen que te sientas mejor en el día a día, pero en cuanto pasan unas semanas y te das cuenta que realmente no avanzas hacia tus metas (porque sigues esquivando lo realmente importante) te invade un sentimiento de frustración enorme, que normalmente desencadena en sentimientos de culpa y automáticamente, en pérdida de ilusión y de motivación para conseguir tus metas.

procrastinación

¿Cómo superar la procrastinación? 

Para superar la procrastinación no existe ninguna varita mágica. Te diría que no existe un hábito mágico, aunque esto no sea exactamente así.

SÍ que existe un hábito mágico: el hábito de “hacer las cosas cuando toca”. Pero la realidad es que esto simplemente es el título, porque este hábito es un conjunto de distintas rutinas (pequeños hábitos) que son las que lo forman. Al igual que en la procrastinación.

Tener un sistema de planificación eficiente, con distintas rutinas (pequeños hábitos) que aseguren su ejecución de forma correcta, y un plan de acción detallado de tus principales metas es la base para superar la procrastinación. Ésta es la cruda realidad. 

Te recomiendo leer el artículo “Las 5 Claves del Éxito”, en donde verás que es un conjunto de distintos aspectos los que proporcionan la clave para superar la procrastinación.

Reflexión

La procrastinación es un hábito complejo donde intervienen distintas pequeñas sub-rutinas, emociones y sentimientos.

Superar la procrastinación se basa en substituir (no eliminar) este hábito complejo por otro que también es complejo por definición, el hábito de “hacer las cosas cuando toca”.

Si lo que realmente quieres conseguir son tus metas personales y profesionales, debes trabajar todos y cada uno de los factores que pueden hacerlas realidad y entonces, eliminarás para siempre la procrastinación de tu vida.

Comparte el post y seguramente tu entorno te lo agradecerá.

Pin It on Pinterest

Share This

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar