Comenzar bien no es poco, pero tampoco es mucho.

 

La relativización que hace Sócrates alrededor del inicio de cualquier cosa en tu vida es muy buena, en mi opinión.

Existe la creencia popular de que lo que bien empieza, bien acaba. Pero la realidad es que hay miles de ideas y proyectos personales y profesionales que se inician cada día en este planeta y tan sólo se llevan a cabo una proporción muy pequeña… ¿Por qué?

En su mayor parte se dejan a medias tintas por pérdida de motivación, falta de actitud, desconocimiento de la metodología básica para gestionarlos, falta de tiempo y miles de motivos más que podría describir.

Aunque para mí, se basa más en un tema de una mala ejecución; que hace que queden justificados todos y cada uno de los motivos expuestos en el párrafo anterior.

Ideas buenas hay muchas, al igual que ejecuciones deficientes. Por eso me gusta la cita de Sócrates. Empezar con cualquier proyecto o tarea es muy importante, pero seguir y terminar es mucho más importante.

¿Qué te dice a ti esta cita de Sócrates?

¿Lo ves igual?

Pin It on Pinterest

Share This

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar