Dentro del mundo de empresa hay una palabra increíblemente repetida una y otra vez. Esa palabra, que seguro habrás oído y pronunciado, es el Liderazgo.

¿Pero realmente qué es el liderazgo?

¿Hay distintos tipos de liderazgo?

¿El liderazgo es innato o se puede conseguir ser un buen líder?

En el artículo de hoy vamos a ver qué significa exactamente la palabra liderazgo; qué es el liderazgo y los tipos de liderazgo más habituales; así como, y me imagino que será la parte que más te va a interesar, hablaremos también sobre si ¿el líder se crea o por el contrario se debe nacer líder?

A lo largo de los tiempos, la forma de liderar empresas, organizaciones o asociaciones ha ido cambiando. Por una parte, lógicamente, se encuentran las habilidades gerenciales que cada época exigía, pero también son importantes las habilidades sociales del jefe y, como no, ser o no ser el portador de la idea, proyecto, meta u objetivo.

Como puedes ver, los líderes se componen por distintos parámetros. Y esto hace que no exista un líder “tipo”. Sino más bien muchos tipos de liderazgo, en función de la proporción que tengan en cada uno de los parámetros mencionados.

*En todo lo referente al liderazgo, hay un detalle muy importante que se debe tener en cuenta. Y es que ser líder es distinto que ser jefe.

Pero esto lo trataremos más adelante, ahora empecemos por el principio…

¿ Qué es el Liderazgo ? 

Podríamos definir el liderazgo como:

El conjunto de actitudes, aptitudes y habilidades que posee determinada persona, que le permiten distinguirse del resto a través de incentivar, motivar y guiar a equipos humanos para actuar e incluso pensar de forma distinta, para llevar a cabo las tareas y acciones de una manera entusiasta con el fin de alcanzar las metas que se han propuesto.

La actitud básica del liderazgo es el carisma de buscar algo distinto, de estar comprometido en lograr un propósito concreto. Esto hace que se logre transmitir a los demás el optimismo y la ilusión necesaria para lograr un objetivo común.

Características de un líder

Dentro de las aptitudes y habilidades del líder, se deben distinguir algunas como la capacidad de socializar con los demás, la seguridad al hablar, la capacidad de delegar eficientemente, de tomar la iniciativa, de gestionar de forma óptima, de promover e incentivar y evaluar proyectos e ideas de manera eficaz y eficiente, tanto en ámbitos profesionales (empresa) como en ámbitos sociales (asociaciones).

Por supuesto, los líderes también se distinguen por ser creativos, honestos, estrategas y disciplinados. Tienen una gran capacidad para tomar decisiones, saben trabajar bajo presión y son buenos negociadores.

Además, son poseedores de habilidades sociales, para empatizar y escuchar. De esta forma, pueden tener en cuenta las inquietudes y opiniones que las personas de su equipo les puedan ofrecer. Y con ello logran generar seguridad y evitan discusiones por malentendidos en el equipo.

La responsabilidad del líder es la de establecer una meta y conseguir que la mayor parte de las personas del grupo, equipo u organización, la deseen y trabajen para alcanzarla.

El líder es una persona en constante crecimiento personal, se mejora, se perfecciona, se forma, es proactivo y, sobre todo, tiene una gran capacidad de adaptación.

El liderazgo es fundamental en el mundo empresarial, pero también en otras áreas o ámbitos como pueden ser en la educación, los deportes, la familia, la política, el mundo militar y, básicamente, en cualquier contexto social.

Veamos ahora si, en base a los tipos de liderazgo reconocidos, hay alguno que encaje en la descripción de liderazgo que hemos detallado ampliamente.

tipos de liderazgo qué es el liderazgo

Tipos de Liderazgo

Existen distintos tipos de liderazgo aceptados actualmente. Y aunque hay algunos que quizá no deberían describirse como liderazgo, porque no tienen ningún parecido con el concepto fundamental de un buen líder, los vamos a incluir, pues son estilos de dirección y de gestión de equipos.

Por otro lado, vamos a describir cada uno de los tipos de liderazgo en función de su enfoque. Ya que los diferentes estilos de liderazgo y dirección de equipos pueden estar centrados en las tareas o en las personas.

Ésta es la gran división para poder comprender mucho mejor cada uno de los tipos de liderazgo actuales:

Liderazgo orientado a las tareas:

Estos perfiles de líder se centran, única y exclusivamente, en las tareas a desarrollar para que se consigan los objetivos y las metas definidas.

Se centran en que el trabajo esté bien hecho. Y descuidan las relaciones personales, el bienestar y la satisfacción de los integrantes del equipo.

Este tipo de liderazgo facilita en cierta medida las interacciones entre los integrantes del grupo con el propósito de que se obtenga la meta propuesta; determina las tareas a realizar con detalle; marca los roles de cada uno de los integrantes del grupo; y finalmente, establece los plazos en que deben cumplirse.

Dentro de este grupo encontrados los siguientes tipos de liderazgo.

1.- Liderazgo Autocrático o Dictador:

Su principal característica es que es un tipo de liderazgo cerrado y nada democrático. Se basa en la unidireccionalidad y ofrece a sus mandos intermedios tomar decisiones sin consultar al equipo y, por supuesto, siguiendo sus directrices.

Se distingue por ser un líder con mucho poder y sus decisiones no deben ser cuestionadas. Habitualmente, se centran en la dinámica de trabajo a seguir, la estrategia y, básicamente, todo.

El liderazgo autocrático gestiona correctamente el ofrecimiento de recompensas y castigos, ya que es donde se basa su control.

Suele tener problemas para delegar. Es muy perfeccionista. Y puede llegar a ser agresivo cuando su equipo no llega a sus niveles de exigencia.

Es el liderazgo ideal en situaciones de crisis, donde se deben tomar decisiones difíciles en beneficio de la empresa.

Este tipo de liderazgo, a largo plazo, no es recomendable, ya que puede provocar negativismo en el equipo y el efecto “quemado”. Por ello, acaba generando un nivel alto de rotaciones en el equipo y conlleva problemas, si el equipo está formado por profesionales cualificados.

2.- Liderazgo Paternalista o Transaccional:

Básicamente, este tipo de liderazgo se caracteriza por una falta total de confianza en su equipo. Aunque actúa con él como si le proporcionase confianza.

Impone una fuerte supervisión (precisamente por esa falta de confianza real). Realmente, tiene muchos puntos en común con el liderazgo autocrático, puesto que toma la mayor parte de las decisiones. Y su forma de gestionar equipos se basa también en castigos y recompensas.

Su único objetivo es que los empleados trabajen más y mejor, a base de incentivos y motivándoles con los posibles premios a conseguir, si se logra el objetivo. En este aspecto es mucho más cercano que el autocrático, cosa que es su principal diferencia.

Además de una fuerte supervisión, su otra característica es la de cumplir con los objetivos y hacer reparto de las recompensas por los resultados conseguidos.

Tiende a crear estructuras de trabajo claras, donde queda muy bien definido lo que se requiere de cada uno de los integrantes del equipo y los incentivos que se van a percibir.

Este tipo de liderazgo forma equipos que se sienten seguros y protegidos, porque saben y les gusta tener una figura, por encima de ellos, que les da consejos y les supervisa.

Es un buen tipo de liderazgo en épocas estables donde el objetivo es que la empresa funcione sin problemas y con eficiencia. Pero es un estilo falto de flexibilidad para adaptarse a los cambios constantes del mundo empresarial actual.

3.- Liderazgo Burocrático:

Este líder rechaza profundizar en la personalidad de los integrantes del grupo de trabajo. Se siente muy cómodo con las relaciones personales del día a día, mucho más frías. Y no crea un entorno laboral cercano.

Son líderes de manual. No hacen nada fuera de lo preestablecido y siempre aplican las mismas formulas en la resolución de los problemas, es decir, para cualquier problema que pueda surgir, recorren de forma automática a las soluciones que se aportan en el plan general de la empresa.

No aprovechan en absoluto el potencial que pueda tener su equipo. Y, con el tiempo, crean un entorno distante entre todos los integrantes del equipo.

Es un buen líder en entornos donde la mayor parte de los procesos son mecánicos.

Se trata de un buen tipo de liderazgo para comandos intermedios industriales. Y nulo totalmente, para capitanear equipos que busquen innovar o conseguir nuevos retos.

4.- Liderazgo Lateral:

Este liderazgo aparece de forma más o menos natural entre los integrantes del grupo. Se caracteriza por el hecho de que, sin ser jefe, actúa de líder. Es un líder dentro del mismo rango.

Tiene la capacidad innata de influir en las personas del su mismo nivel, para conseguir las metas comunes. Se podría definir como “el cabecilla” del grupo.

Es resolutivo. Y esta aptitud le permite, sobre todo en grupos grandes de trabajo donde habitualmente se les da muchas vueltas a las cosas por querer agradar al máximo, tomar decisiones y provocar avances que, en el fondo, el grupo agradece, ya que es un líder sin imposiciones.

El riesgo de este tipo de liderazgo es que puede acabar asumiendo muchas más tareas de las óptimas. Y puede llegar a estar sobrepasado con la carga de trabajo.

Liderazgo orientado a las personas:

Son líderes que se centran en organizar. Apoyar. Y, sobre todo, desarrollar personalmente a los miembros que integran el grupo de trabajo.

Son personas que facilitan y fomentan la participación de su entorno para tener en cuenta sus opiniones, inquietudes y necesidades.

En este tipo de liderazgo se tiene en cuenta las emociones de los empleados. Y se les ayuda en sus problemas personales con una actitud amistosa y cercana. Cosa que le permite generar la confianza y el respeto necesario para conseguir los resultados previstos.

Los equipos de un líder orientado a las personas suelen ser empleados más satisfechos. Con un ratio de absentismo mucho menor. Y un volumen de conflictos o quejas inferior a los liderazgos enfocados en las tareas.

Los tipos de liderazgo que forman este grupo son:

1.- Liderazgo Democrático o Participativo:

Su función es la de promover la participación, el entusiasmo y la implicación de los equipos de trabajo.

Prácticamente es la antítesis del anterior, ya que basa su toma de decisiones a través de consultas con su equipo. De esta forma le es más fácil que las decisiones tomadas en grupo se adquieran como propias por el equipo y, por tanto, los niveles de implicación aumentan.

Con esta participación dirigida consigue altos niveles de responsabilidad y motivación en su equipo, ya que aporta soluciones y dirige la decisión desde una segunda línea.

Este tipo de liderazgo tiene su punto débil en la lentitud de la toma de decisiones. En el mundo empresarial, muchas veces, se debe actuar rápido para no perder oportunidades y, si se quiere consultar todo lo relevante, puede ser un problema para avanzar rápidamente.

La motivación principal de este tipo de liderazgo es la de crear el espíritu de equipo. En donde cada uno de los integrantes se sienta importante y valorado dentro de la empresa.

2.- Liderazgo Carismático o Transformacional:

Este tipo de liderazgo tiene su base en las características sociales del líder. Simpático. Cautivador. Es capaz fácilmente de inspirar el ánimo de su equipo sólo estando unos minutos con ellos. Con grandes habilidades comunicativas y una comunicación no verbal muy potente.

Tiene una gran facilidad de palabra. De ver el lado positivo de las cosas. Y de motivar al equipo hasta niveles muy altos. Gracias a que genera sentimientos y sensaciones positivas en los integrantes de su equipo.

Consigue estos efectos en el equipo por su actitud de disconformidad con lo establecido, su gran visión a largo plazo y proponiendo nuevas alternativas y deseos para conseguir el cambio, hasta el punto de ser capaz de asumir riesgos personales.

Este tipo de liderazgo puede dar unos resultados extraordinarios en cambios y resultados. Puesto que es capaz de conseguir que su equipo dé lo máximo, cambiando incluso las necesidades, valores y aspiraciones de los integrantes de su equipo.

El problema de este tipo de liderazgo es que el éxito está marcado por su presencia. En el caso de que abandonase los proyectos y la propia empresa, éstos se podrían ver afectados, ya que se convierte en el centro del equipo y éste acaba creyendo que sin él las cosas no saldrán adelante.

3.- Liderazgo Delegativo o Laissez Faire:

Dentro de los tipos de liderazgo, éste es el más curioso, porque se basa en “hacer y dejar hacer”. Tiene un papel totalmente pasivo y traspasa el poder y las decisiones al grupo.

Se basa en la teoría de que un empleado con experiencia, entrenado y motivado no necesita supervisión para ser productivo.

El liderazgo delegativo puede llegar hasta el punto de que los integrantes del equipo determinen los plazos de entrega; gestionen sus propias tareas; y resuelvan, bajo su propio criterio, problemas que puedan surgir.

Supongo que estarás de acuerdo conmigo, en que no todo el mundo está preparado para estas responsabilidades. Y si el equipo no posee estas aptitudes y habilidades puede llegar a ser un verdadero drama, ¿verdad?

Desde el punto de vista del empleado, este tipo de liderazgo es identificado como liberador, potenciador de la creatividad y facilita una mejor productividad personal.

La realidad es que este tipo de liderazgo, a medio y largo plazo, es perjudicial para cualquier compañía, porque se acaba traduciendo en baja productividad del equipo, falta de control y un aumento de los costes de la empresa.

Existen algunas situaciones donde este tipo de liderazgo puede ser efectivo o al menos interesante:

Si las tareas que hay que desarrollar exigen un alto nivel de creatividad, eliminar ataduras puede ser una ventaja.

También puede ser efectivo en un contexto de alto nivel de especialización, que se da cuando el equipo tiene unos conocimientos más amplios que su líder jerárquico.

Podríamos describir, dentro de los tipos de liderazgo, el delegativo o laissez faire como el liderazgo que sólo interviene cuando es estrictamente necesario. Y que confía plenamente en la experiencia y la motivación del empleado para llevar a cabo las tareas y proyectos con éxito.

4.- Liderazgo Natural o Situacional:

Este tipo de liderazgo se basa en los liderazgos democrático y carismático y también tiene influencias del autocrático y paternalista. Pero se diferencia de forma notable de todos ellos porque su forma de dirigir al grupo se basa en las aptitudes y la madurez de cada uno de los integrantes del grupo.

Se preocupa por conocer cuáles son las características de cada empleado. Comprende perfectamente al grupo y conoce las fortalezas y debilidades de cada uno de ellos. Cosa que le permite desarrollar la habilidad interpersonal necesaria para tener una comunicación muy eficiente con cada uno de ellos.

Aplica su gestión individual en el momento adecuado para hacer crecer el rendimiento y la eficiencia del grupo hacia los objetivos de la empresa.

Tiene un enfoque muy dinámico en cuanto a la dirección de empresas y personas. Es flexible. Y sabe aplicar en cada momento el estilo necesario para satisfacer al trabajador y a la empresa, al mismo tiempo.

tipos de liderazgo qué es el liderazgo

¿El líder nace o se hace?

Por descontado que el líder se hace. Eso sí, si tú, de forma natural, tienes aptitudes innatas de líder te será mucho más fácil, que si no las tienes.

Cómo habrás podido observar, no hay un tipo de liderazgo pleno, donde las tareas y las personas estén en el mismo nivel.

En cambio, si vuelves al inicio del artículo y revisas la descripción de qué es el liderazgo, te darás cuenta que la persona que disponga de esas aptitudes, habilidades y actitud desarrollará, de forma muy eficiente, el papel de líder en cualquier ámbito en el que se encuentre, ya sea profesional o personal.

En mi siguiente artículo te voy a explicar cómo puedes adquirir las aptitudes necesarias y qué debes tener en cuenta para llegar a ser un líder excelente. Y como todas las habilidades son susceptibles del aprendizaje, tú también puedes ser un líder ejemplar… si aprendes a serlo.

Espero que este artículo sobre los tipos de liderazgo te haya ayudado a identificar qué es el liderazgo y qué tipo de liderazgo has adoptado con el tiempo, para que puedas hacer los cambios y las mejoras que tú creas adecuados para ser un mejor líder en tu empresa o negocio.

Si te ha gustado este artículo sobre qué es el liderazgo te invito a compartirlo. Así entre todos podremos ir mejorando día a día.

Pin It on Pinterest

Share This

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar