fbpx

Una empresa se mantiene especialmente por el compañerismo dentro de ella, el desarrollo empresarial puede ser un verdadero reto si no existe la colaboración de todos los empleados de forma simultánea.

Desde la industrialización en el mundo hay tan solo 2 caminos para una empresa, el primero es la motivación dentro de la compañía, esto mantiene a los empleados unidos y crea un sentimiento de lealtad con la organización.

El segundo básicamente se basa en velar únicamente por la producción, exigiendo de forma excesiva a sus empleados a trabajar, en algunos casos la empresa puede llegar a un punto en el que se vuelve realmente tóxica.

Cuando le exiges demasiado a alguien sin tan siquiera compensarlo por su esfuerzo, es muy probable que reduzca su rendimiento en un 80%.

Debido a esto, el compañerismo deja de existir.

Los trabajadores comienzan a sabotearse entre ellos mismos y como resultado, lo mas probable es esperar a una quiebra de forma inminente.

En general, el compañerismo es la base del crecimiento de cualquier empresa y aquí, te presentaré las claves necesarias para lograrlo.

Velar por la productividad y un ambiente sano, es la mejor alternativa para garantizar el desarrollo empresarial.

¿Cómo podemos alentar el compañerismo para así garantizar el desarrollo empresarial?

El compañerismo en una empresa siempre es la base para garantizar un rotundo éxito y siempre me gusta decir que el alcanzar el éxito es como esperar un hijo, requiere de paciencia, amor y cariño.

Un entorno sano en una empresa puede ser difícil de alcanzar.

Es por esto que aquí te presentaré el primer tip para alcanzar los objetivos de forma rápida y con trabajo en equipo.

NUNCA tengas un favorito en tu compañía, o por lo menos no permitas que los demás empleados lo sepan, esto lo único que hace es generar un ambiente de competitividad.

Por ende, los empleados comienzan a sabotearse entre sí, velando por su propio bienestar, en general se pierden los valores de la empresa por esta alternativa.

Hay un libro que siempre me ha llamado la atención y es excelente para el desarrollo empresarial en un entorno sano, siempre lo recomiendo en mis sesiones de coaching profesional.

«¿Dónde esta mi queso?» Es un libro de desarrollo empresarial, en su momento llego a ser uno de los best sellers a nivel mundial, con mas de 30 millones de copias.

No te quiero adelantar hechos sobre el libro, pero lo que si me gustaría recalcar, es como las personas piensan en buscar resultados en tu entorno laboral, sin detenerse a pensar por qué el cambio es necesario para alcanzar sus objetivos.

De la misma forma, este libro hace un enfoque directo con los beneficios del trabajo en equipo.

Te invito a leerlo, sé que te encantará.

Y aquí es donde comenzamos con los puntos para alentar el trabajo en equipo:

1. Crear grupos de trabajo funcionales siempre es la mejor alternativa para garantizar el crecimiento de una empresa

Cuando trabajamos de forma individual generalmente no alcanzamos nuestra meta en los tiempos establecidos, el motivo es simple, el ser humano es un procrastinador por naturaleza.

Una persona puede soportar 4 horas de trabajo continuas, después de ese tiempo establecido, generalmente se comienza a distraer.

Cuando alentamos el trabajo en equipo, los empleados se pueden repartir las cargas de trabajo de forma equitativa.

Gracias a esto, un departamento en específico es más efectivo.

Te invito a crear grupos de trabajo y te recomiendo especialmente que tus empleados escojan a sus compañeros (si es posible, o al menos junta los que tienen mejor «química»).

De esta forma estarán trabajando con amigos y gracias a esto, se alienta a la productividad.

2. El compañerismo aumenta la competitividad, por ende, la productividad se masifica en un entorno saludable

Una vez hayas creado grupos de trabajo saludables veras como la productividad comienza a aumentar en tu empresa.

En primer lugar, porque el ser humano es una especie demasiado sociable que le gusta hacerse resaltar sobre los demás.

Y en segundo lugar, porque el empleado generalmente trabaja de forma rápida si ve que los demás lo están haciendo.

Su motivación es el miedo a ser retirado de una empresa, por ende, se enfoca en trabajar igual de rápido que los demás.

3. Una empresa que se enfoca especialmente en el compañerismo crea un ambiente sano para trabajar

No hay nada más molesto que trabajar en un ambiente repleto de competitividad tóxica.

Especialmente porque los empleados se comenzarán a sabotear unos a otros, por el simple hecho de hacerse destacar.

Si comienzas a percibir este tipo de comportamientos, probablemente lo este motivando tú sin ser necesariamente consciente de ello. Antes de despedir a nadie debes cuestionar si tu conducta está promoviendo esta competencia salvaje.

Trabajar en equipo garantiza 2 cosas.

La primera, como lo había recalcado en líneas más arriba, facilita el trabajo y agiliza la conclusión de los proyectos en un tiempo récord.

Pero también hay un segundo beneficio, cuando se aplica el compañerismo, los empleados comienzan a llevarse bien entre sí, por ende, tendrán un sentimiento de ayudar y servir a los demás dentro de la empresa, lo llamado habitualmente, el sentimiento de «pertenencia» que es uno de los más preciados dentro del mundo profesional y que vale mucho la pena la inversión de tiempo que hagas en promoverlo.

No sabes lo precioso que puede ser esto, realmente es agradable saber que tu equipo coopera entre sí, para culminar con las tareas asignadas.

4. Abre a las críticas constructivas para que tus empleados continúen en crecimiento

El desarrollo empresarial no solo se basa en que todos los empleados se lleven bien, de echo ese es uno de sus principios, pero no el general.

Debemos recordar que, en algunos casos las criticas, siempre y cuando sean constructivas, son la mejor forma para mejorar. A veces simplemente no sabemos cómo realizar de manera correcta alguna tarea y eso es normal, todos tenemos nuestros procesos de aprendizaje y todos los días se aprende algo nuevo.

Una simple crítica constructiva, puede ayudarnos a desarrollar nuestro potencial y mejorar en ese aspecto como no te lo imaginas.

Te invito a hacer sesiones sobre críticas constructivas en tu entorno laboral.

Es simple, una vez terminado el trabajo del día, reúnanse semanalmente y comiencen a hablar sobre sus habilidades y lo que se puede mejorar, en general.

De esta forma tu equipo comenzará a trabajar de forma eficiente, con las metas fijadas en siempre mejorar su forma de realizar sus tareas.

Ahora que conoces los beneficios del compañerismo, te invito a aplicar este concepto en tu empresa.

Sé que, en poco tiempo, el desarrollo empresarial de tu organización alcanzará puntos que simplemente no imaginaste antes.