fbpx

Si queremos prosperar en la vida va a ser necesario que nos marquemos metas y retos, pero no sólo eso, sino que debemos alcanzar estos hitos que nos fijamos. Sin embargo, demasiado a menudo no se consigue lo que se pretende y el éxito profesional que tanto ansiamos se queda en un sueño, en una aspiración frustrada. Este fracaso se produce cuando somos incapaces de definir qué es lo que queremos realmente. Por eso, por muy importante que en la vida sea fijarse metas, más importante es fijarnos metas que seamos capaces de alcanzar. Si no es así, nuestros esfuerzos y deseos serán en balde. Vamos a explicarte la importancia de tener hitos viables y te daremos ejemplos de metas.

¿Cuánto vamos a tardar para conseguir las metas?

Nuestro primer paso es delimitar qué tipo de retos deseamos lograr y, para ello, debemos averiguar si se trata de una meta que se pueda conseguir a corto, a medio o a largo plazo. Veamos unos ejemplos de metas para que os podáis hacer a la idea de la complejidad de los logros que ansiáis, y para eso fijaros en la evolución del grado de compromiso de dichos ejemplos:

Ejemplos de metas a corto plazo:

  • Levantarse un día un par de horas más temprano para acabar un proyecto.
  • Ir al mercado y comprar lo necesario para la semana.
  • Fumar un máximo de cinco cigarrillos al día.
  • No comerse una golosina que nos han regalado.

Os habréis dado cuenta de que las metas a corto plazo son aquellas que exclusivamente están en vuestras manos alcanzarlas y que no dependéis de otras personas. Además, su grado de exigencia debemos calificarlo de menor. Sin embargo, no os engañéis: debéis ser capaces primero de afrontar y superar retos a corto plazo –que podríamos identificar como aquellos que son relativamente fáciles–, antes de aventuraros en empresas de mayor calado. El hecho de considerarlas a corto plazo también suele implicar que se pueden resolver en un período de un día o una semana, aproximadamente.

Ejemplos de metas a medio plazo

  • Empezar a levantarse cada día más temprano de lo habitual. Una hora, por ejemplo.
  • Ir cada semana al mercado y controlar lo que se gasta para ahorrar mensualmente.
  • Fumar un máximo de dos cigarrillos al día.
  • Comerse una golosina a la semana, como máximo.

De entrada, es evidente que en estos ejemplos de metas la duración es más larga y, asimismo, con un grado mayor de complejidad. Lo que las hace de verdad diferentes de las de corto plazo es que requieren un esfuerzo sostenido en el tiempo, no se alcanzan en un chascar de nuestros dedos. Como habréis visto en los ejemplos, requieren de un nivel de sacrificio que no encontrábamos en las medias a corto plazo. Un consejo: antes de plantearse metas a medio plazo, os recomendamos superar algunos retos a corto plazo porque así, no sólo descubriréis cuál es vuestro umbral de esfuerzo, sino que os dotaréis de una experiencia imprescindible para recorrer el camino con mayor convicción.

Ejemplos de metas a largo plazo

  • Madrugar siempre para llegar al trabajo con la tarea planificada.
  • Gestionar el ahorro para comprarse una vivienda.
  • Dejar de fumar.
  • No comer golosinas, salvo casos excepcionales.

Estamos ante las metas más difíciles de conseguir, estamos ante los hitos de verdad, los que requieren un nivel de afán de superación y de responsabilidad en el cumplimiento, que son los que nos harán crecer como personas. Son las metas que configurarán nuestro carácter y nuestra manera de llevar las riendas de nuestra propia vida. Lógicamente, son los que se dilatan más en el tiempo, pero también son aquellos que, cuando los alcanzamos, nos sentimos especialmente bien porque tienen el valor de las cosas bien hechas. Además, cuando alcanzamos la consecución de nuestra misión recibimos una dosis extra de fuerza, que nos insuflará de nuevo fuerzas para lograr nuevos y más poderosos retos.

Porque tal y como dice Michael Jordan:

El juego tiene sus altibajos, pero nunca se puede perder el foco de las metas individuales y no se puede dejar vencer por falta de esfuerzo

Que las dificultades no nos detengan.

Vota

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar