No hay hombre tan cobarde a quien el amor no haga valiente y transforme en héroe.

 

El Amor es la fuerza por antonomasia del universo.

Cuando disfrutamos de este sentimiento, en cualquiera de nuestras facetas de la vida, todo cambia.

Nuestra capacidad para generar energía llega a unos niveles que nunca antes has sentido y disfrutado.

El problema es que, habitualmente, sólo identificamos el amor cuando hablamos de sentimientos de pareja, hijos o padres. Y el amor puede estar presente en cualquier faceta de nuestra vida.

Si montas el mueble de la entrada de tu casa con amor, verás que el resultado final es muy distinto al de realizar la tarea simplemente porque hay que hacerla.

Si estudias matemáticas o cualquier asignatura que tengas en tus estudios con amor, tus conocimientos aumentaran exponencialmente. Y no verás esta disciplina con odio o recelo.

Si en el trabajo realizas cada una de tus tareas con amor, te darás cuenta que eres mucho mejor de lo que creías. Y el resultado es superior al esperado.

No tienes porque creer lo que te estoy explicando.

Pruébalo. No tengas miedo. Realmente no tienes nada que perder.

Y, seguramente, te darás cuenta por ti solo/a que, sea cuál sea la faceta de tu vida en la que estás ahora mismo, al realizarla con amor, el resultado, tanto de la tarea como el emocional, es distinto totalmente.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar