Hoy quiero hablaros de un aspecto que condiciona -de manera profunda y demasiado a menudo- conseguir el éxito en nuestras metas laborales e incluso personales. Y quiero hacerlo poniendo como ejemplo un músico famoso que se pasó la vida lidiando con barreras psicológicas que, a cualquier otro, le hubieran podido menoscabar la autoconfianza. En este artículo, conocer la biografía de Pau Donés  (anima mater del grupo musical ‘Jarabe de Palo’) nos ayudará a tener seguridad en uno mismo.

“Tengo poderosos motivos para haber sido un chaval con muy poca autoestima. La dislexia y la hiperactividad provocaban en mis compañeros de un cierto sentimiento de rechazo que yo combatía a base de mamporrazos. También notaba este rechazo entre los profesores (entre los cuales nunca repartí ninguna torta, faltaría más), pero especialmente en uno. El muy cabrón me amargó la existencia durante tres años, de los 10 a los 13. Llegaba al colegio y solo el percibir el olor a su colonia, ya me ponía malo. Cuando me fui al instituto, el me dijo lo siguiente: “Donés, eres un cero a la izquierda, en la vida no servirás para nada, como para nada sirves ahora”. Fuerte, ¿no? Decirle eso a un chaval de 13 años, que ya tiene suficientes problemas para leer, escribir y relacionarse, no es de cabrón, es de hijo de puta. Para arruinarle la vida a ese joven para siempre.

         Pero no me la arruinó, sino todo lo contrario: ¿que no voy a servir para nada? Pues mira, voy a tirar pa’lante, mamón, solo para joderte.

(…) Pasaron los años, y nos nominaron al prestigioso premio Ondas. En la ceremonia, me presentaron al President de la Generalitat. Mientras estoy conversando con él veo que se acerca, como gesticulando con los brazos, se dirige a mí y me dice: “¡Hombre, Donés! ¡Qué alegría, qué contento estoy de verte!”. Habían pasado veinte años, pero no me había olvidado de su cara y de su voz, ni mucho menos de su puta colonia. (…) Me ofreció la mano, la cual rechacé, y delante del President le contesté: “Pues ya ves, aquí estoy, a pesar de ti. Este es el resultado del maltrato que me dispensaste cuando era niño. Hoy recojo un Ondas, que no voy a compartir contigo”. Y perdona, pero a esta conversación no estás invitado”. “Contento de verte”, me respondió el. Pues yo no. El daño que podría hacerme si en ese momento yo no hubiese sido fuerte… Quiso destrozar mi autoestima, pero no me dejé”.

Pau Donés, “50 Palos” Planeta, 2017

Seguridad en uno mismo

Este fragmento del libro del anima mater del grupo musical Jarabe de Palo, Pau Donés, es un ejemplo ilustrativo de porqué la autoestima, la seguridad en uno mismo es una característica indispensable para conseguir la realización personal y, en el caso que nos ocupa, profesional.

La falta de confianza vs seguridad en uno mismo

Según el prestigioso psicoterapeuta inglés, Russ Harris, no tener confianza en uno mismo no es un tema de defectos personales, sino de desconocimiento de las reglas del juego de la seguridad personal. Se necesita la confianza y seguridad en uno mismo porque sin ella nunca alcanzaremos nuestras metas o no obtendremos el resultado que queremos. Al mismo tiempo, los valores configuran nuestra manera de actuar, nos ayudan a motivarnos, son fuente de inspiración y mantienen constante nuestra confianza.

Seguridad en uno mismo: ¿por qué nos falta?

Según Harris, por las siguientes razones:

  • Tener expectativas demasiado altas (o querer ser perfectos).
  • Juzgarnos a nosotros mismos demasiado duramente.
  • Sentir miedo y dejar que nos influya en nuestro día a día.
  • Sentir que la falta de experiencia nos invalida.
  • No estar seguro de nuestras habilidades.

¿Quién no ha sentido alguna vez alguna o todas estas barreras psicológicas? Estos prejuicios son verdaderas murallas que impiden el desarrollo de la seguridad en uno mismo. La autoconfianza, en definitiva.

Seguridad en uno mismo: el ciclo de la confianza

Afortunadamente, de la misma manera que nuestra mente, aliada con las emociones, puede generar obstáculos para sentirnos seguros, del mismo modo también puede desarrollar estrategias para romper con este círculo vicioso. Harris lo llamó ciclo de la confianza.

¿En qué consiste?

  1. Practicar las habilidades que tenemos: Pau Donés sabía que nunca se ganaría la vida escribiendo por su dislexia. Pero conocía también su talento y habilidad para componer canciones. ¿Qué hizo? No se dejó abatir por sus limitaciones y, en cambió empezó a practicar aquello que se le daba bien.
  2. Aplicarlas al mundo real: no es suficiente con practicarlas. Es necesario salir de nuestra zona de confort, afrontarnos a nuestros miedos y conectar con el presente. A los 16 años, Donés formó su primer grupo musical.
  3. Hacer una valoración de resultados: Seamos objetivos y pensemos como nos está yendo y qué podríamos mejorar. La carrera musical de Donés es un ejemplo de entusiasmo y resiliencia hacia las adversidades.
  4. Rectificar lo que creemos que no funciona: todos somos conscientes de nuestros puntos fuertes y de los que no lo son tanto. Una actitud de mejora constante –que, practicada de manera asidua se convierte en un buen hábito- nos impele a una mejora continua, a un éxito seguro y, por añadidura, a una mejora de nuestra autoestima.

¿Y cómo salir victoriosos del juego de la confianza?

“¡Menudo fiasco de vida la mía! Mi vida es de esas que nunca presentarías a un concurso de biografías porque básicamente se ha escrito a base de cagadas. Sería otro fracaso que añadirle, porque seguro que quedaría la última y no vendería ni un ejemplar. Aunque, a decir verdad, hubiera sido un fiasco en la piel de otro, porque a mí, hasta el momento, me ha gustado mucho. Hasta la actualidad, más que una vida he tenido un vidón.”

Una de las ideas claves para que el ciclo de la confianza funcione, nos la explica Pau Donés en el fragmento anterior. El fracaso siempre es doloroso, pero tiene un punto positivo: es un auténtico maestro, pero solo si estamos dispuestos a aprender de nuestras equivocaciones. Claro que es importante apasionarnos, rendir al máximo, alejarnos de pensamientos negativos, autoaceptarnos, saber dominar el miedo que todos sentimos al emprender una tarea nueva… pero, si lo pensáis bien, todas estas características se resumen en una: no temer el fracaso y aprender de él.

A modo de conclusión:

La seguridad en uno mismo está al alcance de todos nosotros. Pero tenemos que tener claras tres ideas: debemos aceptarnos como somos, ser tenaces y saber levantarnos si nos caemos. Estos tres factores son lo que diferencian a un profesional de éxito.

 

Os hemos querido poner el ejemplo del cantante de Jarabe de Palo, porque llevó esta filosofía de vida hasta sus últimas consecuencias: plantó cara a un cáncer con el que estuvo luchando sin perder el ánimo. Y siempre se sintió satisfecho y agradecido con las armas que la vida le había proporcionado. Murió en Junio de 2020 y sus últimas composiciones son un canto al esfuerzo, a perseguir los sueños,… y a la vida.

 

Vota

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar