“Quien escoge un trabajo que le gusta no tendrá que trabajar un día más en su vida”

Confucio

 

A menudo solemos hacer demasiado caso a ideas estereotipadas sobre los riesgos del mercado, las trampas del capitalismo, el estigma del fracaso laboral o una cierta adicción a la seguridad por encima de sentirse feliz. No voy a intentar desmontarte estos tópicos, pero creo que detrás de cada una de estas afirmaciones se esconde una cierta cobardía, indolencia o falta de empuje que, al final, no será bueno para nosotros. Es cierto que la crisis económica a nivel mundial de 2008 –y la actual pandemia de coronavirus– no han pintado un panorama excesivamente optimista para intentar liderar tu propio proyecto empresarial. Pero creo firmemente que, sin personas que en un momento dado, calibran riesgos y fuerzas y se hacen emprendedores, el mundo, nuestro mundo tal como lo conocemos y en el que vivimos, se pararía. Por eso en este artículo quiero explicarte casos de éxito de empresas, que los hay y muchos, por si tú eres un emprendedor en potencia y, por miedo, no te atreves a dar el paso. Antes de ti otros lo han hecho ¡y lo han conseguido!

 

Casos de éxito de empresas. Qué atractivo es ser un emprendedor…

Realizar ese proyecto que tanto te apasiona y con el que sueñas. Ser tu propio jefe, marcarte tu propio horario y normas, ser independiente, ampliar nuevos horizontes o centrarte en los más importantes, decidir por ti mismo y comprobar que eres capaz y responsable… decidir emprender un nuevo reto laboral es de valientes, pero la satisfacción que conlleva es que convertirás tu vida en una fuente de logros que te harán más feliz. Por eso, te recomiendo que si lo tienes claro, confíes en ti mismo y te lances a conseguir aquello que tanto te ilusiona. Te voy a explicar cinco casos de éxito de empresas. Mientras los lees, piensa qué hubiera pasado si en el momento de tomar la decisión se hubieran echado atrás…

 

  • Open English. Andrés Moreno

Natural de Venezuela, pasó su niñez viviendo en países distintos, por motivos profesionales de su padre. La lengua con la cual podía comunicarse fuese donde fuese era (y es) el inglés.

El joven Andrés entendió pronto la importancia de dominar este idioma (y los idiomas, en general), para no quedarte atrás. La idea de fundar Open English, la famosa plataforma para aprender este idioma, ya le rondaba por la cabeza.

Le costó muchísimo encontrar a alguien que creyera en él y le ayudara en la inversión. Otros hubieran claudicado, pero Andrés no paró hasta reunir suficientes personas que le ayudaran con el capital inicial para la creación.

Hoy, Open English supera el medio millón de estudiantes en muchos países y su valor llega a los 400 millones de dólares.

 

  • Kevin Systrom. Instagram

Kevin se graduó en el 2006 en Ciencia y Tecnología en la Universidad de Stanford y pasó a trabajar para Google durante dos años. Es un joven apasionado desde siempre por la fotografía y las redes sociales. Ya en la universidad participó en un sistema creado para compartir imágenes. Fue entonces cuando en su cerebro empezó a madurar la idea de crear una nueva red social basada en la imagen. El empuje materno acabó de decidirle: con su amigo Mike Krieger desarrolló plenamente la idea de la red social más extendida entre los jóvenes.

Ya sabrás que Facebook, en 2012, anunció que compraba Instagram por 1.000 millones de dólares. Sólo 6 años después de su graduación.

¿Sabes cuantos usuarios tiene esta red actualmente? Más de 800 millones.

 

  • Evantube. Evan

Es el ejemplo más precoz: con solo 8 años, Evan es un ejemplo de emprendedor en EEUU. Su caso se estudiará en las universidades. Evan crea contenidos para su canal de Youtube (Evantube) opinando sobre productos destinados a los niños de su edad. Millones de visualizaciones, 5 millones de suscriptores y un millón de euros al año de beneficios.

 

  • Fluff. Alberto Romero y Marta Rueda

Él, diseñador gráfico. Ella, psicóloga. Crearon la marca de juguetes Fluff, una línea de juguetes infantiles pensada para incrementar el desarrollo emocional entre los más pequeños. También confeccionan tutoriales para ayudar a los padres a educar emocionalmente a sus hijos. Estos dos jóvenes emprendedores empezaron en España y pronto abrieron líneas de negocio en diversos países latinoamericanos.

 

  • Imperio Freelance. Laura López

Apasionada por el marketing y el diseño gráfico, la española Laura López pronto se dio cuenta que su futuro estaba en el freelancer, ya que trabajar para terceros nunca logró satisfacerla. Esta sensación luego se tornó una reflexión de cómo poder trabajar por tu cuenta sin ser arrollada por los problemas que suelen desmoralizar a los trabajadores por cuenta y riesgo. De ahí la creación de su plataforma Imperio Freelance, donde se encuentran las respuestas para este sector laboral.

 

Casos de éxito en empresas. Internet, el futuro

Si lo reflexionas, los 5 ejemplos de emprendedor casos de éxito en empresas que te he explicado tienen una característica en común: su base es el mundo digital. Este se ha convertido en un lugar seguro para quien empieza una línea novedosa de negocio.

¿Por qué?

  • Internet cada vez llega a más lugares del planeta y asegura clientes potenciales aunque estén geográficamente muy alejados los unos de los otros.
  • La plataforma online requiere, de entrada poca inversión, porque prescinde de estructuras físicas. Sólo un ordenador y una conexión wifi… y mucho entusiasmo.
  • Puedes empezar tu negocio y trabajar a la vez, y minimizas riesgos, de entrada.
  • Entras a formar parte de la comunidad digital, que se beneficiará de tus ideas y a la vez te proporcionará de nuevas a ti. ¡Un verdadero win-win!

 

Casos de éxito de empresas: Reflexión

Espero, con este artículo, haber conseguido que superes los temores a la hora de poner en marcha un proyecto propio. Te he puesto 5 ejemplos, algunos, más conocidos que otros, en que gente inexperta pero con un proyecto claro decidieron probar suerte. Y lo lograron. Pero hay algo muy importante: muchos de los triunfadores que todos conocemos han fracasado con anterioridad (algunos más de una vez). Pero lo han vuelto a intentar. Porque fracasar simplemente es adquirir experiencia y evitar errores futuros.

No tengas miedo si no lo consigues a la primera. Si realmente estás seguro de tu idea y te ilusiona, ¡adelante!

Te invito a que compartas tu experiencia en este blog.

Vota

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar