A fuerza de construir bien, se llega a buen arquitecto.

 

El aprendizaje se basa en repetición. Y el buen aprendizaje se basa en la repetición correcta y en el análisis de cada acción para poder repetirla mejor.

¿Cómo aprendiste a caminar?… Pues caminando, como todos.

…Y ¿cómo aprendiste a nadar, o ir en bici, o conducir?… Pues nadando, yendo en bici y conduciendo, es decir, por repetición.

…Y sumar, restar, las matemáticas y el análisis gramatical o la resolución de problemas, ¿no ha sido aprendido también por repetición?

Éste es un hecho indiscutible, aprendemos por repetición, lo bueno y lo malo.

La gente quiere vivir bien o mejorar parámetros de su vida, como pueden ser el dinero, la salud, las relaciones de pareja y familiares, etc. Pero la gran mayoría no dedican nada de tiempo a aprender cómo hacerlo.

Sólo podrás acometer tus ilusiones más ambiciosas con metodología y saber hacer. Y este saber hacer y dominio de las herramientas para conseguirlo sólo se adquiere por repetición. Así se llega a la correcta aplicación y al Éxito Personal.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar