No pretendas apagar con fuego un incendio, ni remediar con agua una inundación.

 

No puedes solucionar un problema de una naturaleza concreta con una solución de la misma naturaleza. Esto es así.

Pero pongamos un pequeño ejemplo que nos ayude a comprender mejor:

Por mi trabajo, casi cada semana recibo consultas y mails preguntándome cómo ser más positivo/a, estar motivado/a y evitar o eliminar pensamientos negativos, ya sean de dudas, temores o cualquier otro pensamiento con connotaciones negativas, como también son las preocupaciones varias repetitivas.

Mi respuesta siempre es la misma:

– ¿Piensas en negativo habitualmente? … ¿Tienes ilusiones en forma de meta o reto y trabajas para alcanzarlas?

Y como la gente, cuando preguntas sobre estos temas, es honesta y transparente contestan de forma más o menos clara que no. Pero…como de costumbre con temas como el trabajo, el dinero, la familia, las relaciones personales, etc, siempre les aparecen dudas, temores o preocupaciones varias en torno a ello.

Si les pregunto si tienen metas, la contestación es también ambigua o poco concreta. Y suele ser de este tipo:

– Claro, como todo el mundo. Quiero mejorar en la vida.

Este tipo de respuesta es la más habitual entre otras.

Después sigo la pregunta:

– ¿Acaban este tipo de pensamientos negativos convirtiéndose en espirales continuas o habituales dentro de tu día a día?

La respuesta suele ser afirmativa, con la boca pequeña, eso sí.

Muy bien. Reflexión si quieres acabar con el “incendio” o la “inundación” que serían tus pensamientos negativos, ya sean de temor, dudas, o preocupaciones varias. ¿Has pensado alguna vez que si sigues pensando de esta forma, es decir, con fuego o agua, no van a desaparecer nunca?

No hay ningún argumento, ni lógico, ni racional, que pueda afirmar que con pensamientos negativos vas a poder acabar con tus pensamientos negativos.

Cómo actuar frente a los pensamientos negativos

Cuando aparecen esos temores y preocupaciones DEBES, de forma voluntaria, obligarte a pensar en algo positivo. Debes CAMBIAR DE PENSAMIENTO automáticamente. Debes romper el hábito para poder crear uno nuevo.

No es fácil. Y, habitualmente, cuesta al principio, porque en el fondo nos produce un placer extraño que viene provocado por los péptidos que se generan en tu cuerpo con la emoción de este tipo de pensamientos negativos.

La mejor manera de poder cambiar de pensamiento es disponiendo de un plan de metas personales que te ilusionen. De esta forma y dedicándole tiempo, cada día que pase, este tipo de pensamientos perjudiciales se irán diluyendo hasta que sólo sean esporádicos y sin fuerza (no van a desaparecer, porque forman parte de ti).

Si quieres solucionar un incendio necesitas agua, no fuego.

Repite este consejo cada vez que aparezcan y verás que tienes la fuerza mental suficiente para controlar tu vida como tú quieras J.

En la sección del blog de Éxito en la Vida y en la de Motivación encontrarás estas mismas pautas más detalladas para que puedas ponerlas en práctica.

Pin It on Pinterest

Share This

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar