Conseguir el Éxito que deseas en la vida te va a exigir bastante más que simplemente soñar despierto; te va exigir método, disciplina, constancia y, sobre todo, tener metas en la vida.

En el artículo de hoy te voy a detallar cuáles son los beneficios que sacarás de tener metas en la vida y de tener un plan de metas estructurado para todas las áreas de tu vida, porque el convertirse en una persona de éxito y orientada en tus sueños e ilusiones produce dividendos muy superiores a las recompensas obvias de conseguir un reto concreto.

El simple hecho de definir Metas en la vida va asociado a una serie de principios básicos en el campo del crecimiento personal. Por esta razón, el fijarse metas es el ingrediente básico y esencial para alcanzar el éxito y ser una persona auto motivada y satisfecha consigo misma.

No es algo nuevo la necesidad de tener metas en la vida

Desde hace miles de años, el principio básico de la naturaleza humana ha sido y seguirá siendo el anhelo de lograr, de realizar, de hacer y de obtener; esto es un hecho.

A lo largo de la historia de la humanidad centenares de filósofos, escritores y líderes de todo tipo han ofrecido sus conocimientos y experiencias al mundo para intentar estimular a personas como tú para que alcancen sus ilusiones, porque los niveles de felicidad y satisfacción que puedes obtener en tu día a día son muy superiores a los que estás acostumbrado o crees que puedes llegar a tener, por no hablar de la sensación de logro cuando consigues tus objetivos.

Hoy voy a detallar de forma esquemática cuáles son a grandes trazos las ventajas, motivos y razones de la importancia de que te fijes metas en tu vida.

Beneficios de tener metas en la vida

1.- Clarifica y da dirección a tu Vida:

     a) Evitarás dejarte llevar por la corriente.

Es muy fácil dejarse llevar. Ya sea por nuestros familiares, amigos o compañeros de trabajo, siendo innumerables las ocasiones en las que acabamos haciendo lo que se supone que debemos hacer. Porque así nos lo han dicho o simplemente porque creemos que así debe ser. Tómate unos segundos y seguro que puedes recordar distintos ejemplos de este hecho.

     b) Podrás decidir tu propia dirección.

¿Cuántas veces te has cuestionado, de forma seria, dónde quieres estar dentro de 5 años? O todavía más fácil ¿y dentro de 3?

Imagino que pocas o ninguna. Ya que lo habitual es plantearse pequeños retos a nivel anual, como mucho, y más habitualmente de forma mensual. Retos que en su mayor parte te vienen dados o quizá has decidido tú, como acabar los estudios en tal fecha, sacar la nota necesaria para acceder a la universidad, conseguir un trabajo más o menos relacionado con tu formación, comprar esa moto o ese coche, etc.

Si quieres definir tu propio camino en la vida, debes decidir qué quieres obtener de ella y marcarte metas; en definitiva, tener metas en la vida.

     c) Hoja de Ruta

Da exactamente igual si tus metas son personales o profesionales. No te ciegues pensando que son dos ámbitos distintos. Como explico en el post de áreas de la vida, somos un conjunto inseparable, como dos vasos de agua comunicados, lo que suceda a un lado afectará irremediablemente al otro lado, sí o sí. Por este motivo debes tener metas en todas las áreas de tu vida –puedes empezar una a una y ya irás añadiendo paulatinamente-.

Para definir tu hoja de ruta, al igual que cualquier aplicación GPS o navegador, se necesitan 2 puntos. El punto inicial: saber dónde estás exactamente (la parte fácil) y el punto final: el lugar adónde te diriges y quieres llegar (que debe ser concreto, recuerda).

A partir de ahí, todo es mucho más fácil, ya que al igual que un navegador podrás definir cuáles son las acciones y pequeños retos que debes cubrir hasta llegar al punto deseado, hasta tu meta.

Así podrás ver, analizar y detallar lo siguiente:

1.- Ver y cuestionar cómo estás gestionando tu tiempo.

2.- Cuáles son las acciones que te permiten avanzar hacia tu objetivo.

3.- Qué pequeños retos o sub-metas debes cubrir.

4.- Cómo estás planificando y si el sistema que usas es el adecuado.

5.- Analizar si realmente eres lo productivo y eficiente que pensabas.

6.- Definir los hábitos que te permitirán conseguir tus propósitos.

7.- Identificar los condicionamientos mentales que te pueden impedir conseguirlo.

8.- Qué herramientas te pueden ayudar a mantener la actitud adecuada en cada momento.

El tener un plan de metas detalladas no sólo te dará una dirección clara de adónde quieres dirigir tu vida a medio y largo plazo, sino que te lleva a establecer con antelación y de forma concreta, los resultados que quieres conseguir. Así podrás ver, analizar y detallar si tu forma de actuación es la correcta para conseguirlo y lógicamente, poder hacer los cambios necesarios para seguir avanzando.

“La tragedia de la vida no consiste en no alcanzar tus metas.
La tragedia en la vida es no tener metas que alcanzar”
Benjamin E. Mays

El hecho de definir quién quieres ser, qué quieres hacer y qué quieres obtener en tu vida te permite focalizarte.

tener metas en la vida

2.- Focalización:

Implica el poder dirigir tu interés y tus esfuerzos hacia una dirección concreta o una tarea determinada con un grado de realización excelente. En pocas palabras, eres mucho más bueno en cualquier tarea si estás concentrado en ella porque maximizas tus capacidades.

Veamos un ejemplo: ¿has oído/pronunciado alguna vez alguna frase parecida a “hoy me he quedado solo en el trabajo/casa y he avanzado más en una tarde que en toda la semana”? …seguramente en más ocasiones de las que puedes recordar ahora mismo pero, ¿por qué pasa esto?

La razón es sencilla. La capacidad de desarrollar tareas y además hacerlas con un nivel de satisfacción alto radica en nuestra capacidad de concentración o focalización y habitualmente, todos llegamos a esos niveles si no tenemos dispersiones que nos alteren esa focalización.

La focalización en tus metas te permite desarrollar tu plan de acción con eficiencia y además, aumentar tus niveles de motivación, te conviertes es una persona auto motivada.

3.- Auto Motivación:

La mayor motivación a la que una persona puede aspirar viene dada por las expectativas racionales y tangibles que proporciona el hecho de tener un plan detallado de metas personales.

Para que la motivación sea duradera en el tiempo no debe estar atada a premios o castigos del exterior (motivación exterior) sino a tus ilusiones (motivación interior).

Cuando tienes esperanza e ilusiones puestas en tu día a día, desarrollando cada uno de los pasos, acciones y retos que debes cubrir durante un periodo de tiempo sostenido, de forma consciente o inconsciente es inevitable que esto afecte a tu Actitud y ese cambio en tu actitud se convierte en Auto Motivación.

La Auto Motivación da como resultado:

a) Incremento de los niveles de energía.

    La fatiga disminuye, se alivian las tensiones y la salud mejora.

b) Desarrollas un deseo sincero hacia las cosas que quieres en la vida.

c) Facilita e intensifica la concentración.

d) Aumenta la confianza en ti mismo y en tus propias habilidades.

e) Desarrollarás una determinación perseverante para seguir tu plan, independientemente de los obstáculos, critiqueos, circunstancias o incluso lo que la otra gente piense, diga o haga.

Nota: Si NO consigues la auto motivación, seguramente, tus metas en la vida son demasiado pobres para tener la fuerza suficiente para motivarte o simplemente no están cubriendo tus más profundas ilusiones.

Solución: Vuelve a empezar definiendo metas valiosas, ilusionantes y lo más concretas que puedas.

Tener claro adónde te diriges (punto 1) te proporcionará que puedas focalizarte y concentrarte más y mejor en lo que debes hacer (punto 2). Y esto, junto al hecho de desarrollar la Actitud de ser una persona Auto Motivada te llevará, en última instancia, a llegar a tener la libertad real de ser quien tú quieres ser.

4.- Libertad de Ser:

La libertad es la aceptación de tu derecho a elegir en la vida quién quieres ser, qué quieres hacer y qué quieres obtener. Y es totalmente compatible con tu entorno, tus necesidades, tus deseos y tus ilusiones.

“La libertad significa responsabilidad:
por eso la mayoría de los hombres le tiene tanto miedo”
George Bernard Shaw

Si aceptas tu responsabilidad personal para lograr el éxito estás, al mismo tiempo y sin darte cuenta, negándote a ser una simple marioneta que tan sólo se mueve cuando alguien tira de las cuerdas. Defines metas en la vida y adquieres el compromiso de ir hacia ellas, por tanto, debes tener metas.

Cuando tomas las riendas de tu vida, tú eres el que elige la música con la que bailar.

Adquiere el compromiso para explotar tu potencial, para aceptar responsabilidad o para hacer los cambios que necesites hacer. Todas las cosas de tu vida comienzan a funcionar al mismo tiempo. Parece como si “los planetas se alineasen” para producir el Éxito que deseas.

tener metas en la vida

Ahora decides tú

Pienso que te he dado motivos suficientes para que al menos cuestiones y valores si te sería interesante invertir un poco de tu tiempo en tener metas en la vida. Al final es invertir en ti.

Recuerda, la fijación de metas en la vida, es sin ningún tipo de duda el ingrediente básico tanto en la auto motivación como en el logro del Éxito personal…

¡ Siempre lo ha sido y siempre lo será !

Espero que te haya gustado y deseo que estés a punto de coger papel y lápiz para empezar a definir qué vida es la que quieres.

Si a ti te ha interesado y te ha ayudado, no dudes en ayudar a otros y compártelo.

Pin It on Pinterest

Share This

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar