La asertividad es una de las más valorables y complejas habilidades que alguien puede desarrollar cuando se trata de negocios. Implica un cambio en la forma de comunicación, aunque no fuimos criados con este estilo de entablar diálogos y posiciones con los otros. Y es que trae profundos beneficios para los emprendedores, vendedores y profesionales en general, que la usan todos los días para llegar a negociaciones exitosas, resolución de disputas o mediaciones bien logradas.

Ser asertivo y aprender a desarrollar una capacidad de comunicación asertiva con otros es una de esas habilidades que se internaliza en la vida cotidiana de las personas y las convierte en grandes baluartes en cualquier tipo de organización, ya sea la propia familia, la pareja o la empresa.

Características de la Asertividad 

Tener una comunicación asertiva implica:

  • Saber escuchar.
  • Hablar desde la postura del otro.
  • Generar empatía real.
  • Negociar para beneficios a largo plazo.
  • Generar confianza y respeto.
  • Saber preguntar y atender al tipo de respuestas.
  • Escuchar con todo el cuerpo y con todos los sentidos.

Cada uno de estos aspectos contribuye a una comunicación asertiva exitosa que nos hace mejores personas, mejores vendedores y mejores seres humanos a largo plazo. Pues aprendemos a manejar conflictos sin caer en la tentación de responder con tono hostil o con una actitud hipócrita frente al deseo del otro.

Muchos de los malentendidos en los negocios, e incluso en las parejas, vienen por una mala comunicación, no por una mala intencionalidad.

Aprender a escuchar y responder en un tono emocional que calme las aguas y contemple los intereses de la otra persona, antes que los nuestros, es el principio sobre el cual podemos generar largas y buenas relaciones de toda clase.

asertividad

¿Cómo ser más asertivo en los negocios? 

Entre las técnicas de comunicación para ventas que siempre se enseñan en los seminarios de ese tipo, se acostumbra a poner el énfasis en el logro de la meta, dejando de lado los intereses de ambas partes.

No se trata de que tú ganes, de que tú generes una venta o de que tú muestres tu compañía como la mejor del mundo. Se trata de qué tengo yo para ti, de qué cosas te vas a beneficiar tú con mi producto y de qué tiene mi compañía para ti.

La comunicación asertiva en los negocios pasa más que nada, por la capacidad de ponerse en los zapatos del cliente y no, en nuestros propios objetivos comerciales.

Saber escuchar lo que el cliente está demandando y saber responder en el tono adecuado a su demanda es la causa por la que luego regresarán. Y el no hacerlo, puede ser motivo suficiente de pérdida para siempre.

La asertividad es mucho más que una técnica de comunicación, es una actitud, una habilidad que debe formar parte de nuestras vidas. Pues cuando aprendemos lo importante y lo beneficioso que es escuchar a una persona con nuestros cinco sentidos y de manera empática, nuestro entendimiento de quién es mejora y, efectivamente, eso se traduce en mejores relaciones de confianza, mayor apertura a ideas nuevas y mejores oportunidades de hacer cambios de postura con el tiempo.

Es por eso que creo que el éxito profesional y el éxito personal van de la mano. Las mejores personas que conozco son aquellas que tienen una comunicación asertiva altamente desarrollada, que se traduce a todos los ámbitos de sus vidas, no sólo los negocios y la familia, sino también con desconocidos.

¿Cómo ser más asertivo en la pareja? 

Cuando estamos en una relación de pareja, un elemento determinante del futuro es poder establecer acuerdos simples; como quién va a lavar los platos y otros mucho más problemáticos, como la administración del dinero.

Para todas las situaciones de la vida cotidiana se necesita cierta capacidad de negociación, que puede/debe beneficiar siempre a ambas partes, más aún cuando se trata de nuestra pareja.

La realidad es que no siempre escuchamos lo que realmente la otra persona nos quiere decir, no sabemos leer entre líneas o no prestamos la suficiente atención para reconocer una demanda de tiempo, de afecto o de cualquier otra clase que probablemente nuestra pareja nos esté haciendo, no sólo verbalmente sino por medio de acciones que pueden ir desde la indiferencia hasta los gritos.

No se trata de reaccionar al malestar como suponiendo que nada pasa o que es algo que luego se olvidará. Se trata de poner en palabras el porqué de una reacción desde el amor y del entendimiento, aclarando que ésas son las intenciones.

Las personas nos podemos sentir atacadas de muchas maneras distintas, incluso cuando estamos entre otros que se suponen que nos quieren y nos desean el bien. Los malentendidos vienen cuando hay cortocircuitos en la comunicación, entonces ésta se basa solamente en fantasmas y supuestos.

asertividad

La mejor pregunta asertiva que podemos hacer 

Hay que empezar a perder el miedo a preguntarnos las cosas de manera directa pero amable. La hipocresía jamás ha llevado a largas relaciones interpersonales, incluso con socios esporádicos.

Algo que aprendí con el paso de los años es que si realmente queremos empezar a tener una mejor comunicación que obligue también al otro a asumir la otra mitad de la responsabilidad, se trata de cambiar la calidad de las preguntas que hacemos.

Para mí, una pregunta clave simple y bastante más movilizadora que el típico “¿Cómo estás José?” es la siguiente: “¿Cómo te sientes José?”.

Esa pregunta es clave porque obliga a revisar todo nuestro yo como en un escaneo mental inesperado. Y es mucho más efectiva que el típico “¿cómo estás?”, que simplemente va a obtener una respuesta refleja automática sin mayor reflexión.

Pero para hacer esa pregunta se debe estar listo para recibir una respuesta honesta y directa. También hay que estar dispuesto a ofrecer la oreja y a abrir el corazón, aunque sea un poco más de lo habitual. Tal vez esto sea la razón por la cual sólo relegamos esta pregunta a momentos trágicos. Y no debería ser así.

El que alguien pueda reconocer cómo se siente y el que tú se lo preguntes ya genera empatía. Prueba si te animas, verás que tus relaciones mejorarán mucho más de lo que supones.

¿Eres de las personas que hace esta pregunta?

Vota

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar