La ciencia humana consiste más en destruir errores que en descubrir verdades

 

Sócrates nos habla aquí del hábito de pensamiento humano. O al menos así lo interpreto.

Si te das cuenta, y tan sólo debes prestar atención en cualquier conversación en una cafetería, bar o terraza, podrás escuchar que, por lo general, nos es mucho más fácil criticar, juzgar o envidiar, que aportar.

Generalmente, nos gusta más enfocarnos en lo negativo. Puesto que no nos constituye ningún esfuerzo. Y también preferimos “destruir”, como describe el filósofo Sócrates, que en descubrir verdades, aportar, sumar y/o crear desde un punto de vista positivo.

El hábito de pensamiento de la gente es lo que genera el mayor número de condicionamientos mentales y hábitos no productivos para conseguir lo que te propongas.

Tus ilusiones están sujetas a tu enfoque mental. Y las podrás convertir en realidad o simplemente quedarán como un “agradable pensamiento”. Además, con el tiempo, se pueden convertir en tu frustración con la vida.

¿Estás comprometido/a con tus ilusiones?

¿Te gustaría poder utilizar el máximo de tu potencial para crear la vida que deseas vivir?

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar