fbpx

La importancia de la lealtad empresarial, radica en obtener el máximo rendimiento y talento de los empleados a partir de la alineación de objetivos personales y profesionales de los trabajadores con el desarrollo de la empresa.

Ser leal, habla de un compromiso, un amor y un respeto hacia la persona u objeto al que le entregas ese valor. Un empleado a disgusto, frustrado, que no tiene voz ni participación real en el desarrollo de sus funciones, que desempeña sus actividades casi de manera automática jamás generará un vínculo real con la compañía.

academia online tu coach de exito

Lograr un buen desempeño organizacional, es un trabajo en equipo en constante evolución, para buscar la mejora y crecimiento de todas las partes involucradas.

Las empresas deben crear las condiciones óptimas para que sus empleados alcancen su máximo desempeño, entendiendo que los trabajadores desean algo más que una serie de tareas fáciles; quieren una carrera, un sentido y un propósito para su trabajo.

Consecuencias de ignorar la lealtad empresarial

Ten presente que la pérdida de un empleado cualificado, representa un coste muy alto para la empresa que impacta en toda la estructura:

  • Se deben redistribuir funciones para cubrir las tareas de la vacante.
  • Existe una pérdida de conocimientos.
  • Se genera la necesidad de un proceso de reclutamiento y selección.
  • Implica la labor de integrar a la empresa al nuevo empleado.
  • Se tiene que invertir tiempo a la capacitación del nuevo miembro del equipo.
  • Al inicio suele presentarse una baja productividad inicial del contratado.
  • Costo por ralentizar al equipo.

¿Deseas mitigar la rotación del personal, mantener equipos de trabajo motivados y alcanzar los objetivos de tu organización de la mano de todos tus colaboradores? Primero, fomenta la lealtad en el trabajo.

¡Te contamos cómo hacerlo!

Cómo impulsar la lealtad empresarial

Sabemos que una de las prioridades de toda organización es lograr fidelizar a sus clientes, conseguir que estos sean leales y que los prefieran por encima de otras opciones. Aunque este es un aspecto fundamental para el éxito de cualquier negocio, no hay que perder de vista que también es necesario fomentar el compromiso organizacional y la lealtad en el trabajo.

Y no hablamos simplemente de que el personal se sienta satisfecho con los roles que desempeña; cuando hablamos de lealtad nos referimos a los colaboradores que se sienten totalmente identificados, conectados y motivados con su lugar de trabajo.

Las organizaciones con empleados comprometidos tienen un rendimiento superior al 200%, respecto a las que no tienen ese tipo de empleados, según el informe Global Customer Experience Benchmarking de Dimensión Data. De ello depende contar, o no, con equipos de trabajo eficaces, que tengan buen rendimiento, alcancen las metas y busquen o aporten nuevas ideas y soluciones a tu compañía.

¿Qué es la lealtad empresarial?

Actitud de profundo compromiso de los colaboradores hacia su lugar de trabajo; se manifiesta en la incondicionalidad que demuestran, la forma en la que asumen su rol, y las cosas que están dispuestos a hacer por el bien de la organización, aunque no sea una obligación.

¿Por qué es importante incentivar la lealtad laboral?

Los tiempos han cambiado: ya no es habitual que los empleados pasen décadas entregados a una misma empresa; las nuevas generaciones son más versátiles y están en constante búsqueda de nuevas experiencias que los enriquezcan más. Un tema delicado a la hora de elegir y contratar al personal.

Es por eso que los empleados leales, que sienten una especial conexión con tu compañía y se sienten identificados con ella, son el corazón de las empresas exitosas.

La presencia de este tipo de colaboradores es evidente, son quienes proponen constantemente mejoras, resuelven conflictos, ayudan a sus compañeros, y ahorran recursos, entre otras cosas. Ellos hacen posible, en gran medida, que las empresas sean más efectivas y alcancen los objetivos en los tiempos previstos.

¿Sabes cómo conseguir y mantener empleados leales, duraderos y comprometidos?

1. Préstale atención a la contratación

A la hora de elegir a las personas que harán parte de tu organización, es clave ser selectivo y fijarse en ciertas aptitudes y cualidades, más allá de la experiencia académica y laboral.

Recuerda que la lealtad, aunque se puede fomentar, se trata de una posición ética y una virtud que se tiene o no se tiene; se puede identificar al entrevistar a una persona y preguntarle qué lo ha llevado a permanecer o abandonar un trabajo.

2. Sé leal con ellos

Si quieres empleados que se esfuercen por tu empresa, es necesario que la empresa también se esfuerce por su bienestar.

Demuéstrales que el talento humano es una prioridad: acompáñalos en sus procesos, pregúntales cómo se sienten, y ofréceles opciones y herramientas para que logren hacer mejor su trabajo.

3. Ábreles caminos para crecer

Avanzar, superarse: eso es lo que la mayoría de colaboradores esperan y desean. Dales la oportunidad de asumir retos diferentes, a la medida de sus habilidades. Por ejemplo, puedes crear nuevos roles dentro de la compañía, o permitir que roten entre distintas áreas, cuando no se sientan a gusto donde están o necesiten hacer cosas diferentes.

4. Deja que tus empleados tomen decisiones

La sensación de libertad, control y autonomía, es un factor infalible para aumentar la lealtad. Por ejemplo, dejar que trabajen desde casa si lo necesitan, ajustar su horario de trabajo y tomar decisiones sin tanto protocolo.

Las compañías que son capaces de confiar en su gente, cuentan con menor rigidez, mayor creatividad y, por lo mismo, más satisfacción en sus recursos humanos.

5. Ofrece una remuneración a la medida

Entrégales un sueldo justo, atractivo y acorde al mercado laboral. Pero no solo eso, piensa en un sueldo emocional más allá del efectivo: beneficios laborales que se adapten a sus necesidades y expectativas, y por supuesto, no olvides los aumentos de sueldos para que el trabajador sienta que su esfuerzo y dedicación son reconocidos y valorados.