Para que cualquier proyecto empresarial sea viable tenemos que tener muy claros dos factores indispensables: ¿dónde queremos ir? y ¿de qué valores disponemos para poder ir? Está demostrado que las empresas que son capaces de contestar con claridad a estas dos preguntas son mucho más ágiles para afrontar su estrategia de ventas y responder con eficacia a los imprevistos. En definitiva, hemos de tener definidas claramente las metas y factores competitivos de una empresa para saber a dónde queremos dirigirla. Definiremos metas como los objetivos que queremos alcanzar a corto o largo plazo. Los factores competitivos son la capacidad de conseguir o generar esos objetivos.

Las metas

Los objetivos que dan sentido a nuestro proyecto. Éstos darán forma a la misión de una empresa, que refleja su actividad en el mercado, la manera de llevarla a cabo, a qué cliente potencial va dirigida, la imagen que proyecta, el organigrama y la relación entre los empleados y el factor que marca la diferencia respecto a la competencia.

La meta tiene que tener una visión concreta, que la motiva y la inspira. Es por ello imprescindible que las metas sean alcanzables, verosímiles, realistas, entendibles y atractivas. Es necesario ser paciente: esto es fundamental ya que algunas veces llega el desánimo si se sospecha que no puede lograrse.

Las metas pueden ser a corto plazo o a largo, en función del tiempo que nos impongamos para cumplirlas.

Ejemplos de metas:

Mayor calidad del producto, mayor productividad, aumento de la cartera del cliente o satisfacción máxima de sus necesidades.

Beneficios de tener metas

Concretan la dirección de la empresa, facilitan una buena planificación, son un elemento de motivación para los empleados (controlando su estrés) y haciendo que los resultados sean visibles más pronto.

beneficios de tener metas dentro de los factores competitivos de una empresa

Los Factores Competitivos

Ya hemos comentado que los factores competitivos de una empresa son determinantes para conseguir los objetivos marcados. Mayoritariamente, nos referimos a la relación calidad-coste del producto, del IPC y del nivel salarial de cada país. Estos tres factores están íntimamente ligados a la productividad, la innovación y la inflación.

Para tener claros nuestros factores competitivos debemos fijar una dirección estratégica concreta y definir los objetivos:

  • Cuál es exactamente la misión de la empresa
  • Definición objetivos.
  • Establecer los objetivos adecuados a la misión establecido, sean a corto, medio o largo plazo.

Planificación de la estrategia

Elegir la más adecuada al objetivo adecuando la estructura organizativa.

Implementación de la estrategia

Planificar las actividades y el control de la eficacia de las estrategias.

Además, y no menos importante, a la hora de sacar rentabilidad de nuestros factores competitivos no debemos olvidar aspectos imprescindibles como la motivación de los empleados, la constante innovación, un buen liderazgo y saber beneficiarse de la globalización.

Hasta aquí te hemos dado una visión global de las Metas y Factores Competitivos de una Empresa. Vamos a resaltar algunos aspectos que, desde mi criterio, a menudo pueden llevar a la confusión.

implementar una estrategia en un negocio

La misión y la visión son conceptos diferentes

Aunque ambos formen parte de la eficacia organizativa del negocio, la misión describe el qué y hacia quien. La visión concreta el porqué y el cómo.

La misión de una empresa interpela directamente a la misión individual de cada trabajador, ya que le hace preguntarse por el valor de su trabajo hacia el bien compartido.

La visión consigue que el trabajador relacione su tarea hacia la obtención de logros futuros para el objetivo común.

La importancia de los valores

De ellos dependerán las decisiones laborales. Es imprescindible que todo el equipo los conozca para que se tenga el objetivo común claro. Se evitarán así, confusiones y conflictos inútiles.

Podemos clasificarlos en:

  • Sociales: son los relacionados con la responsabilidad hacia la sociedad, el medio ambiente, el trabajo en equipo e incluso el bienestar y el nivel de felicidad.
  • De desarrollo: innovación y mejora continuas.
  • Dinámicas de trabajo: directamente relacionados con la eficiencia y excelencia.
  • Servicio al cliente: actitud, escucha proactiva y respeto.

Analizamos un ejemplo de empresa en términos de Metas y factores competitivos: GreenPeace

Metas de GreenPeace

  • Alertar a la sociedad de los problemas graves del medio ambiente.
  • Proteger a la biodiversidad.
  • Concienciar de la contaminación de los mares y la naturaleza.
  • Prevenir sobre los peligros de la amenaza nuclear.
  • Defender la no violencia.

Factores competitivos

  • Responsabilidad. GreenPeace se responsabiliza de sus propias acciones: la acción individual se corresponde con la personal. Cada activista actúa desde la acción no violenta.
  • Independencia. A nivel político y económico. Se sustentan con las cuotas de los socios y donaciones. Esta independencia imbuye de autoridad todas sus acciones. Esto también se refleja en su actitud apartada de cualquier tendencia política.
  • Proactividad. GreenPeace busca soluciones para eliminar los problemas del medio ambiente, mediante campañas concretas, como las fuentes de energía limpia o las reservas marítimas.
Vota

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar