Dentro del mundo de la planificación existe el concepto “ DeadLine ”, que permite a todo quien forje ese hábito al planificar, ser mucho más eficiente, generar pro-actividad y por supuesto, le garantiza el conseguir sus propósitos.

Seguramente habrás oído hablar de la Ley de Parkinson, enunciada por el británico Cyril Northcote Parkinson en 1957, en la cual describe básicamente que el trabajo o tarea a desarrollar se extiende hasta completar el tiempo destinado a ella y, lógicamente, es aplicable tanto a tareas pequeñas como a las tareas pendientes.

Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en el banner

 

¿Cómo actúa la Ley de Parkinson? 

Veamos algunos ejemplos de esta ley en el mundo profesional:

Si reservas dos horas para dirigir una reunión es muy probable que uses todo el tiempo, independientemente de los temas a tratar; de la misma manera que si solamente te concedes una hora, serás capaz igualmente de desarrollar la misma reunión en ese tiempo.

Si reservas una hora diaria dentro de tus rutinas diarias para revisar y responder el correo electrónico, tenderás a utilizar la hora de forma completa independientemente que tengas 4 mails o tengas 10 mails para responder.

En el caso de un vendedor que habitualmente dedica una hora a realizar llamadas telefónicas, tenderá a llenar todo el tiempo destinado a esta tarea tanto si se trata de 5 llamadas como si se trata de 20 llamadas.

Y en el ámbito personal el principio se aplica de igual manera:

Si decides planificar que este fin de semana, el domingo por la mañana lo has reservado para limpiar y ordenar el garaje, seguramente dedicarás medio día a realizar esta tarea. Sin embargo, si fijas un tiempo límite y decides que vas a terminar a las 11 de la mañana, es muy posible que hayas realizado la limpieza y ordenado tal como querías justo a la hora que has decidido.

deadline

Vinculación física y psicológica de la Ley de Parkinson 

Cuando tú decides establecer fechas límite o deadline para una serie o grupo de tareas o acciones, o un tiempo límite para una tarea específica y tanto una como las otras son tareas determinantes, es decir, forman parte de un plan de acción concreto para alcanzar una de tus metas, el compromiso mental que generas al planificar para cumplir con esa fecha actuará como un catalizador automático para alertar a todo tu cuerpo de que tome las medidas adecuadas para cumplir con ellas en el tiempo definido, este es el gran poder de la deadline.

Te describo un ejemplo muy simple para que veas mejor lo que te acabo de explicar y veas que tu cuerpo se reajusta en función de tus pensamientos: Supongamos que cada día por la mañana tu perro trae el periódico hasta la cocina y te lo deja en el suelo. La preparación muscular de tu cuerpo cuando te dispones a recogerlo no es la misma que si en lugar del periódico te agacharas para coger una pesa de 20 kilos.

¿No te ha pasado alguna vez que vas a coger o te dan alguna cosa que crees que pesa poco y al resultar que pesa más de lo que pensabas, tu brazo simplemente falla y se te cae o debes rectificar rápidamente para que no se caiga?

El efecto de definir fechas límite o deadline en el tiempo para tus planes de acción hace que al acercarse tales fechas, mejores tu concentración, mantengas un nivel alto de interés y experimentes una fuerza interior capaz de dar lo mejor de ti mismo. 

Aplicaciones del concepto deadline

Además de su aplicación directa al planificar las tareas determinantes de tus planes de acción sobre tus metas profesionales, también puedes aplicarlo en tu vida personal.

Puedes utilizar este concepto en casa, con la familia, por ejemplo para enseñar a tus hijos a aceptar responsabilidades en el uso y la gestión de su tiempo.

¿Quieres que tus hijos recojan rápidamente los juguetes u ordenen su habitación?

Plantéales una carrera contrarreloj. Pon el cronómetro en marcha definiendo el tiempo que tú creas necesario para realizar la tarea y… ¡ empieza la cuenta atrás !

Por ejemplo: ¡Veamos si eres capaz de recoger todos los juguetes antes de que suene la alarma, yo te ayudo! (más adelante, al crecer, podrás plantearle el mismo juego pero esta vez sin ayuda). En este segundo caso, el desafío es mayor y el niño/a ha aumentado su madurez hasta cumplir con una responsabilidad mayor.

Hay otros muchos ejemplos: Como no jugar a los videojuegos o la tablet si no se acaban primero los deberes antes de cierta hora; de esta forma, tu hijo tiene una hora límite que cumplir y una razón para concentrarse.

Tanto para adultos como para niños, el método del tiempo límite y las fechas límite, refuerza una serie de habilidades determinantes en la gestión del tiempo y por consiguiente, en la consecución de resultados.

deadline

Beneficios del uso de deadline al planificar

Absorber el concepto y el método del tiempo y las fechas límite, es decir, las deadline, te ayudará a ejercitar un efecto en tu actitud, confiarás mucho más en tus capacidades (por mucho que ahora creas que no, créeme que mejorarás) y se forjará el desafío de evocar tus deseos demostrando tus capacidades y eficiencia.

Mejora la concentración, la capacidad de visualizar beneficios futuros de entre las actividades presentes y, la habilidad para pensar y trabajar rápida y eficazmente.

Trata tus fechas límite como un juego, como un niño, trabaja con ellas, crea retos sencillos y complejos, pruébalo en distintos ámbitos, ya que este método funciona, sí o sí. Además te sentirás motivado a trabajar con su cumplimiento y automáticamente estarás avanzando hacia tus metas sin que las dudas, las preocupaciones y los miedos que puedan plantearte tus condicionamientos mentales se conviertan en un obstáculo para ti y los tuyos.

Y por último, ten presente que:

Cuando fijas metas, la fecha límite se convierte en el compromiso personal más poderoso que puedas forjar, capaz de transformar tus sueños y deseos en pura realidad. 

¿Te ha parecido interesante?

Si te ha gustado, compártelo por favor, para que todo el que quiera pueda ponerlo en práctica y mejorar su gestión del tiempo y la de los suyos.

También te recuerdo que si quieres recibir directamente en tu mail los nuevos artículos que voy a publicar, regístrate.

Vota

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar