fbpx

Exígete mucho a ti mismo y espera poco de los demás. Así te ahorrarás disgustos.

 

Ésta sería una buena afirmación para comprender que quiere decir «desarrollo personal” o “crecimiento personal”.

Vivimos en una sociedad que, por norma, espera a que otros hagan cosas que me faciliten a mí las cosas. Después, lógicamente, esto no pasa. Y entonces, me siento defraudado/a, apartado/a, frustrado/a e incluso deprimido/a porque las cosas no van como a mi me gustaría.

Si quieres que las cosas vayan como tú quieres que vayan… ¡¡ TOMA ACCIÓN !!

Exígete a ti mismo, no a los demás –o al menos sólo hasta el punto que te exiges a ti-, no esperes nada. Y así te darás cuenta muy rápidamente que lo que consigas en tu vida, sólo depende de ti. Y para ello debes mejorar, crecer y desarrollarte, porque sino, haciendo lo mismo, simplemente conseguirás lo mismo que hasta ahora.

La reflexión personal debe ser ¿estás dispuesto/a a HACER algo en pro de tus inquietudes?

… ¿y por dónde vas a empezar?

… ¿tienes un plan descrito con papel y lápiz de tu puño y letra?

… ¿sabes qué obstáculos puedes encontrarte y cómo vas a superarlos?

… ¿has descubierto los hábitos que te facilitarán el camino?

… ¿o, por lo contrario, sigues creyendo que ir sobre la marcha es la mejor fórmula para el éxito?

… ¿y también crees que planificar no sirve de nada, porque no puedes preverlo todo?

Todas las preguntas que puedas hacerte y que te lleven a NO HACER NADA surgen de tus condicionamientos.

¿Piensas seguir así?… dejando que tus condicionamientos y tus pensamientos limitantes gobiernen tu vida. O ¿estás dispuesto/a a hacer algo y dejar de poner excusas constantemente?

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar