La pregunta sobre “Qué es el liderazgo” es una de las más frecuentes entre aquellos que quieren ser mejores líderes en sus organizaciones o que quieren entender la diferencia entre ser jefe y ser un líder; puesto que no son la misma cosa. Y las diferencias entre ambos básicamente radican en la fidelidad que un líder genera con el grupo de personas con las que trabaja diariamente. Para poder entender mejor todo esto necesitamos hacernos algunas preguntas que nos ayuden a pensar:

¿Cuáles son los tipos de liderazgo más comunes hoy? 

Algunas de las tipologías de liderazgo más comunes que podemos encontrar casi en cualquier organización tienen que ver con líderes democráticos (permiten la participación del equipo en la toma de decisiones); líderes autocráticos (el poder reside en el jefe y es él quien toma las decisiones); líderes transformacionales (con grandes habilidades comunicativas para motivar a su equipo); y líderes delegativos (dejan hacer a sus empleados lo que ellos creen que es correcto hacer).

Cada uno de estos líderes es evidentemente el reflejo acerca de cómo entienden el trabajo con equipos de personas. Pero al mismo tiempo tienen que ver con las concepciones que les subyacen, basadas en sus propias experiencias como partícipes de equipos de otros jefes que han tenido a lo largo de sus vidas y en sus profesiones.

¿Cómo hacer para delegar mejor? 

Conseguir delegar con éxito al primer intento suele ser difícil a menos que conozcamos realmente las debilidades y fortalezas de cada una de las personas que integran nuestros equipos.

Para poder delegar tareas, de acuerdo con niveles de complejidad y aptitudes de cada uno, se debe ser objetivo con el potencial y con los antecedentes de aquellos que juzguemos como aptos para una tarea que requiere sus habilidades particulares y no otras.

Sucede a veces que un jefe de ventas delega, por ejemplo, en su amigo fotógrafo un puesto donde nunca antes se ha desempeñado, tratando de coordinar acciones en un equipo de marketing. La receta para la catástrofe está servida.

Saber delegar implica tener un conocimiento amplio acerca del plantel con el que contamos para cada uno de los requerimientos de una empresa o de una organización.

qué es el liderazgo

¿Cuál es la importancia de crear un plan de acción para tener éxito? 

Tener una hoja de ruta de las acciones que necesitamos realizar para cumplir con determinada demanda y saber con quién contamos dentro de nuestro equipo, que tenga la personalidad, la capacidad y la pericia para realizar esa tarea es una de las claves del buen planeamiento y de la buena delegación de actividades para lograr cumplir con los plazos y con los objetivos de cada trabajo asignado.

Crear un plan de acción permite tener una clara lectura de la realidad dentro de nuestra organización. Y también permite prever a quienes podremos recurrir para determinado trabajo, sabiendo que necesitamos cumplir con una pauta temporal para conseguir el éxito en los retos marcados en la empresa o el área de trabajo.

¿Cuáles son las claves del éxito cuando trabajamos con equipos? 

Creo que las claves del éxito están en:

  • La forma y los medios que usamos para comunicarnos entre todos los miembros de un equipo.
  • La capacidad real de cada miembro para cumplir con cada tarea asignada.
  • El plan del líder del equipo.
  • Las metas personales y del grupo.
  • Las metas personales en relación a la organización en su conjunto.
  • La apertura y la capacidad de aprender cosas nuevas rápidamente que tenga cada miembro del equipo, incluido su líder.
  • Y, sobre todo, la capacidad de escucha del líder.

El éxito en las organizaciones y en los grupos que llevan tiempo trabajando juntos no se crea de la noche a la mañana; sino con un esfuerzo muy potente en relación a lo que cada uno espera del otro, en una relación de interdependencia casi familiar.

El líder tiene la obligación de propiciar espacios de diálogos, aclarar malentendidos y de ser un puente constante entre las capacidades y las posibilidades de cada miembro del equipo.

Al mismo tiempo que debe reconocer las debilidades del grupo como un todo y de cada miembro singularmente. De tal forma que esos elementos queden descubiertos, pero no perturben la dinámica y los objetivos del trabajo en conjunto.

¿Por qué es importante ser proactivo al trabajar en equipo? 

Tomar la iniciativa y ser el que hable de lo que sucede o el que proponga mejores opciones, a las que se están cotejando en relación a la actividad que se debe realizar, es el primer paso para convertirnos eventualmente en líderes de nuestros equipos.

La proactividad en favor de los otros y del trabajo a realizar deben ser un elemento de cohesión. Todos los líderes deben incentivar a los miembros de un mismo equipo para que sean ellos los que elaboren, conjuntamente al líder, una solución rápida y eficiente.

qué es el liderazgo

Conclusiones: 

Liderar equipos es una tarea compleja que requiere aprendizaje constante.

La capacidad de comunicación es un elemento clave que debe ser atendido.

El trabajo en equipo es siempre interdependiente.

El líder no es un jefe. Es un miembro del equipo que se encarga de coordinar a otros miembros.

Para mantener una organización funcionando se necesita que todos sus miembros sean proactivos en la búsqueda y resolución de problemas a corto plazo. Este nivel de trabajo requiere capacitación constante y predisposición al aprendizaje con otros.

Vota

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar