Bueno, vamos a comenzar por lo básico: No existe tal cosa. El que quiera venderte el santo grial del éxito en la vida, te estará mintiendo bastante o, al menos, debería poder levitar y manejar sus Ferraris telepáticamente. Porque para el resto de los humanos, el éxito se alcanza con mucho trabajo diario, con metas realistas, con planificación organizada, con buenos hábitos y con una mentalidad inquebrantable y enfocada.

Una de las cosas que siempre les digo a las personas que me preguntan cómo pueden alcanzar el éxito en la vida es: “recurre a ejemplos de quienes ya han alcanzado aquello que tú deseas alcanzar”.

Si es dinero lo que quieres, elije un puñado de los más ricos del mundo y estúdialos a fondo; si es una medalla olímpica lo que quieres, estudia a los últimos cinco campeones del deporte que te apasiona y trata de aprender de sus rutinas; y si es un nivel experto en tu profesión, supongamos, la gastronomía, encuentra al mejor chef y aprende en la mejor cocina acerca de todos los trucos y técnicas que sólo el mejor podría enseñarte. Pero, sobre todo, ¡hazlo!

Casi todos los grandes logros en la vida podrían resumirse en una pequeña lista de 5 claves del éxito.

Las 5 claves del éxito:

Metas en la vida

Nadie ha alcanzado grandes logros a lo largo de su experiencia humana sin tener metas claras a las que servirle todos los días.

Las metas, deben transformarse en una casi obsesión, es decir, debemos estar tan comprometidos con ellas que nada nos impida buscarlas todos los maravillosos días de nuestra existencia terrenal.

No importa si tu meta en la vida es ser rico/a, famoso/a o simplemente el mejor camarero/a del país. Lo que importa es qué es lo que estás haciendo ahora y qué es lo que vas a hacer mañana para alcanzar esos objetivos que son grandes o tal vez sencillos, pero que deseas con toda tu alma.

Ponerles fecha, asignarles horas a las tareas específicas y comprometerse con una disciplina que nos permita ser constantes es, tal vez, el gran secreto para lograr cualquier cosa que queramos.

Tareas Determinantes/Imperativas y la Delegación

En los negocios y en las posiciones de poder -incluso dentro de la familia- hay que saber cómo y en quién delegar las tareas determinantes para que sean realizadas de la mejor manera y en el tiempo que necesitamos que estén realizadas.

Aprender a delegar toma tiempo, porque hay que aprender a reconocer en el otro lo que puede y lo que no puede hacer solo, y además guiarle en el proceso de toma de decisiones.

Así, por ejemplo, es natural que no se pueda confiar en el empleado nuevo todo lo que puede hacer y conocer alguien que está trabajando hace cinco años en la empresa, pero con el tiempo podemos ver el desempeño y hacer una correcta evaluación del potencial de un empleado, de manera que sepamos qué tareas puede realizar por nosotros con la misma efectividad.

cómo alcanzar el éxito

Gestión del tiempo 

Planificar qué vamos a hacer, con quiénes y con qué recursos contamos es esencial, porque no podemos jugar con nuestro tiempo y además es la mejor manera de prevenir imprevistos.

Las personas que tienen éxito en la vida son aquellas que se preparan para el mejor escenario posible (el ideal) y para el peor escenario posible (el catastrófico). Tener un plan B es casi más importante que tener un buen plan A.

Debemos ser conscientes, que la forma en como se gestiona el tiempo tiene una relación directa con el grado de Éxito en cualquier tipo de relación de negocios o una sociedad.

Hábitos 

Las personas que no tienen la suficiente disciplina para tener hábitos de éxito cotidianos nunca van a lograr nada importante en la vida.

Y perdón por la sinceridad brutal, pero es cierto. Hay quienes ni siquiera tienen consciencia de los malos hábitos que han adquirido con los años, como por ejemplo la irresponsabilidad, la impuntualidad, la procrastinación o la apatía por los otros.

Si no somos capaces de hacer una autoevaluación de qué clase de hábitos tenemos y cuáles deberíamos empezar a generar, entonces no vamos a lograr verdaderas situaciones de vida exitosa.

Los hábitos son los que, en definitiva, nos permiten crear nuevas conductas que nos van a hacer mejores de lo que somos hasta ahora.

Condicionamientos mentales 

Tener una sólida actitud mental positiva y focalizada en el logro de metas es esencial. Nadie que haya logrado cosas transcendentes y una vida exitosa ha dejado de lado el cultivo de una mente ganadora y focalizada exclusivamente en sus metas.

Si no somos capaces de desalojar pensamientos negativos, ideas catastróficas, mandatos familiares condicionantes, malas experiencias previas o dudas emocionales que nos parasitan la energía psíquica que necesitamos para lograr lo que decimos que deseamos, entonces nunca vamos a salir de esos condicionamientos mentales que nosotros mismos -y a veces, a pesar de nosotros- nos fuimos construyendo a lo largo de toda nuestra vida.

Tan importante es ir deshaciéndonos de los condicionamientos mentales limitantes como ir trabajando todos los días en hábitos de éxito.

Te diría que hay una correlación más directa entre esos dos factores, que entre las copas del Barça y el talento de Messi.

cómo alcanzar el éxito

Antes de terminar con este artículo, me gustaría invitarte a que reflexiones sobre qué significa el éxito en tu vida, sobre tus propias motivaciones para alcanzarlo y cuál es el camino que has transitado hasta ahora, para poder hacer un balance realista de tus logros y de tus fracasos. No en tono de reclamo, claro, sino de aprendizaje. Para que puedas darte cuenta de aquello que aún te falta mejorar y de aquello que efectivamente mejoraste en el último año.

¿Cuántos hábitos nuevos necesitas?

¿Sabes qué viejos hábitos te impiden el éxito en la vida?

¿Necesitas nuevas metas o necesitas mayor compromiso?

¿Cambió tu concepto de éxito con los años, si fue así, en qué?

Piénsalo y si quieres me lo comentas, estaré atento.

Vota

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar