El conformismo es la tendencia que todos tenemos a no querer salir de nuestra zona de confort, que es justamente el lugar donde nos sentimos más a gusto. Pues nada puede sacarnos de la seguridad de lo conocido. Y así no corremos ningún riesgo de perder nada de lo que hemos logrado hasta ahora.

Sin embargo, esta zona tiene graves desventajas. Pues cuando se presenten mejores oportunidades para crecer y alcanzar el éxito, estaremos tan acostumbrados a ella que no querremos abandonarla; incluso sabiendo que podemos ganar más dinero, ser más felices u obtener más tiempo libre.

¿Qué es lo que más cuesta al salir de la zona de confort? 

Creo que al salir de la zona de confort una de las cosas que más cuesta es abandonar viejos hábitos de vida que ya no nos servirán para encarar situaciones nuevas, donde deberemos poner en práctica una mentalidad distinta a la que veníamos teniendo, para enfrentar la vida en general y, sobre todo, aquello que nos permitiera reconocer las oportunidades como lo que son.

Cambiar de mentalidad implica deshacernos de los pensamientos limitantes, pero también implica hacernos cargo de nuestro modo de proceder frente a las oportunidades que todos los días se presentan en la vida. Especialmente aquellas relacionadas con el aprendizaje, la familia y la gestión del tiempo.

El condicionamiento mental que opera en todas las personas que no abandonan su zona de conformismo es tan intenso que muchas veces los paralizan completamente, cuando todo su cerebro reconoció algo mejor. Pero sus viejos hábitos los hacen dudar, hasta el punto que no pueden tomar ninguna buena decisión que los favorezca y satisfaga emocionalmente.

conformismo

¿Se puede alcanzar el éxito sin salir de la zona de confort? 

No. Lo que sí se puede alcanzar es un estilo de vida plano y calmado, pero no necesariamente feliz, es decir, la zona de confort es un techo para todo el potencial de lo que significa ser humano y ser tú mismo.

Las personas “normales” en realidad no tenemos ningún tipo de impedimento en lograr cualquier puesto, ocupación, ingreso o mérito que deseemos; excepto, tal vez, las propias limitaciones que nos autoimponemos por tener una mente inerte o una actitud de miedo hacia la vida.

La zona de confort es la que mejor describe el techo mental de una persona por encima de sus potencialidades para alcanzar el éxito en cualquier cosa que se proponga. Es importante reconocer que no siempre la estabilidad económica o el echar raíces en un determinado negocio, va a significar lo mejor que podamos lograr este año o por el resto de nuestras vidas. Esa es una decisión que se toma a conciencia.

El conformismo como síntoma de falta de actitud ante la vida 

Me parece que es interesante ver al conformismo como un síntoma acerca de cómo las personas mediocres, que no emprenden nada nuevo y tampoco se arriesgan a nada, ven la vida.

Esta visión limitada de la vida, que muchas personas tienen, no es casi nunca, ni el 30% de todo lo que podrían lograr si se propusieran encarar con una actitud distinta eventos, oportunidades y situaciones que los animen a escaparse de esa zona bien conocida en la que viven.

Las personas mediocres tienen hábitos mediocres, como ver todo el día series o comer comida chatarra. Pero lo que realmente las destaca como tales no son esos malos hábitos, sino que en realidad se trata de un pobre desarrollo emocional y una escasa capacidad de asumir un control pleno de sus vidas, en cada uno de sus aspectos, para tratar de alcanzar un desarrollo pleno de sus mentes, sus cuerpos y sus almas.

Siempre que veamos una persona que no puede visualizarse más allá de lo inmediato, alguien sin proyectos y sin motivaciones a las que aspirar para convertirse en alguien mejor, estaremos viendo una serie de síntomas de una mentalidad poco desarrollada y escasamente útil a sí misma.

Uno de los males de esta época es creer que todo lo podemos encontrar servido, cuando en realidad se trata de tener que hacer un camino y construir nosotros mismos las herramientas que vamos a necesitar para ser un poco mejores y un poco más útiles a nuestras familias y a las sociedades en donde vivimos. Pero para poder hacer eso necesitamos tomar la palabra, poner el cuerpo y someter las oportunidades a nuestra propia intención.

conformismo

Víctimas del conformismo como estilo de vida 

El conformismo es el mal de nuestra época, que mata miles de personas sin que siquiera ellos lo sospechen, porque cuando alguien muere sin haber dejado un legado, ni siquiera para sus propios hijos, está siendo víctima de su zona de confort.

Cuando alguien muere sin haber trabajado el talento que sabía que tenía pero que no desarrolló, también está siendo una victima silenciosa.

Y tal vez cuando alguien muere después de 30 años trabajando en un lugar donde jamás disfrutó estar, pero al que le entregó toda su vida, tal vez esa sea la víctima más letal y más triste del conformismo como estilo de vida.

Creo que, si tienes la oportunidad de repensar sobre tu vida, sobre tus acciones o incluso sobre tus padres y tus familiares y eres capaz de comparar tu modo de pensar con la de ellos, podrás darte cuenta en tan sólo unos minutos si estás en la misma zona de confort que ellos o si has logrado superarla y estás haciendo lo que realmente deseas y con todo el potencial que sabes que trajiste a esta vida y que te permite tomar las oportunidades que deseas, cuando las deseas. Esa es, sin duda, la mejor forma de saber que no vives limitado por tu mente.

Espero que puedas reflexionar sobre esto y ser muy honesto/a contigo mismo/a para poder responder esta simple pregunta: ¿Estás siendo coherente con lo que deseas para tu vida?

Vota

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar