La ley de la atracción es una de las mayores leyes del universo, que muchos emprendedores y personas visionarias siguen y tratan de aplicar en sus vidas para generar riqueza, abundancia y mayor bienestar en general en sus propios proyectos y familias.

Pero lo que no siempre se dice sobre ella es que realmente puede funcionar si ponemos un poco más de nuestra parte para propiciar los cambios que necesitamos generar y atraer para nuestras vidas, lo más rápidamente posible.

Hay por lo menos dos elementos claves que van a hacer la diferencia entre el éxito y el fracaso en nuestro modo de ver el mundo. Son las mismas razones por las que la gente dice “sí, la ley de la atracción funciona” (o lo contrario). Pero que, en realidad, tienen que ver con el propio impulso motivacional que nosotros le damos a todo lo que hacemos o dejamos de hacer cotidianamente.

¿ La Ley de la Atracción funciona para mí ? 

Las dos formas para hacer que la ley de la atracción funcione para ti son:

El enfoque:

Para poder seguir las claves del éxito es muy importante tener un enfoque certero. Poder haber establecido metas, a largo y a corto plazo, que sean realistas y estén dibujadas como un patrón de vida que se debe implementar desde el momento en que nos levantamos de la cama hasta que vayamos a dormir.

Tener un enfoque que contemple un plan de acción, que mida las consecuencias de lo que hacemos y que nos permita visualizar acciones muy precisas es lo que finalmente nos acerca al éxito en la vida.

Cuanto más enfocados estemos en intentar alcanzar ciertas metas en nuestras vidas y cuantos más pensamientos y energías pongamos en favor de lograr buenos resultados, es cuanto más podremos ver la ley de la atracción funcionando para nosotros.

Tener un enfoque claro acerca de lo que deseamos nos permite tomar mejores decisiones, pero al mismo tiempo nos permite acercarnos a una idea más realista acerca de cómo ser feliz, pues simplemente se trata de tener una visión y perseguirla todos los días.

Mucho de lo que consideramos como éxito, en realidad se puede resumir como un intenso sentido de compromiso con aquello que queremos atraer a nuestras vidas y sobre lo cual debemos trabajar todos los días, a pesar de los contratiempos y de las circunstancias que están más cerca del azar y del descontrol.

Es bueno poder reconocer nuestras limitaciones y saber cuándo es momento de preocuparnos por mejorar más, pero también es bueno considerar que ese estilo de vida que deseamos se debe construir ladrillo a ladrillo, sólidamente y todos los días. Ese es el enfoque correcto para ver a la ley de atracción funcionar en nosotros y para nosotros.

la ley de la atracción funciona

El pensamiento:

Otra de las grandes claves para hacer que la ley de la atracción funcione para ti y tu familia es poder desarrollar la capacidad de generar pensamientos positivos todo el tiempo.

Pero no como forma de desentenderte de los problemas reales, -que los vas a tener, como todas las personas los tienen- sino como forma de vida que te permita tomar perspectiva y ver lo que nos acontece como parte de un proceso de crecimiento personal y como escalones hacia nuestros sueños.

Hay personas que se pasan toda su vida sin poder salir de un modo de pensar que está más cercano al pesimismo que a la buena lectura de la realidad. Y esto es lo que los detiene de poder alcanzar un bienestar general.

Las acciones que tomamos todos los días y el modo de pensar que tenemos acerca de aquello que nos pasa es lo que determina la calidad de vida que tenemos.

Algunos de los deportistas de elite más importantes del mundo siempre señalan que sus vidas no fueron del todo simples, pero que su mentalidad y su enfoque fueron los que les permitieron sortear grandes momentos de dudas y de fracasos que luego terminaron convirtiéndose en parte de su carácter, al poder superarlos con dignidad y resiliencia.

la ley de la atracción funciona

¿ La ley de la atracción funciona siempre ?

Sí, funciona siempre… que estés enfocado y comprometido con aquello que quieres lograr, siempre que busques y atraigas personas igualmente comprometidas con crecer emocionalmente como lo estás tú, siempre que te comprometas con tus metas, las establezcas y las cumplas a pesar del mundo, a pesar de todo.

No es fácil lograr un cambio de mentalidad que nos permita visualizar la mejor versión de nosotros mismos de aquí a dos o tres años. Eso es algo que pocos logran porque nos pasamos la mayor parte de nuestras vidas tratando de salir de una carrera de ratas con jefes mandones y trabajos que no disfrutamos. Pero que al final, se resume en uno o dos días de descanso, que tampoco aprendimos a disfrutar en familia sino a sufrirlos en conjunto.

Salir de este tipo de mentalidad toma tiempo y necesariamente requiere un esfuerzo constante que nos acerque a un ideal de vida y nos aleje de los problemas actuales que puede estar generándonos un estilo de vida que no disfrutamos.

Ser conscientes de quiénes somos, de para qué estamos aquí y de cuál es nuestra meta en la vida lleva tiempo. Pero de lo que estoy muy seguro es que no vinimos a esta vida a sufrir, a sentirnos presionados o a padecer la existencia; vinimos a esta vida a encontrarle sentido sobre el paso, a aprender con y de los otros, a ser mejores seres humanos que crezcan en todos los niveles del alma y del potencial.

Vinimos a esta vida a ser felices, y eso es lo que la ley de la atracción nos permite visualizar, siempre y cuando nos comprometamos con ser la mejor versión de nosotros mismos. Empezando por el día de hoy y por las personas que nos rodean.

Si te gustó este artículo, compártelo.

Vota

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar