El Poder del pensamiento positivo es uno de los pilares de la motivación, como vimos en un post anterior, y además es el responsable de crear expectativas positivas, de generar energía y de mejorar nuestra percepción sobre el entorno.

Esta mejora de nuestra percepción nos permite, a las personas que tenemos pensamientos positivos, no sólo detectar y aprovechar las oportunidades que se nos presentan en nuestro día a día, sino también actuar con firmeza y decisión sacándoles el máximo partido. Y avanzar así hacia las metas que nos hayamos propuesto alcanzar.

 

La base de aprovechamiento del pensamiento positivo 

El poder del pensamiento positivo se basa en la forma en cómo nos hablamos, es decir, en el formato de nuestro diálogo interior.

Todos tenemos un diálogo interior que, aunque no nos percatemos de ello, no calla en todo el día y es el responsable de generar o no, los pensamientos positivos o negativos que tengamos.

Este diálogo se fundamenta en un hábito, y como ya sabes, para modificar cualquier hábito que quieras, debes aplicar la repetición. Da igual si es un hábito físico, como puede ser la forma en cómo te lavas los dientes. O un hábito mental, por ejemplo la manera en cómo te hablas a ti mismo/a.

Cuando alguien decide cambiar su hábito de pensamiento hay una serie de obstáculos que debes tener en cuenta, porque el no superarlos te va a impedir aprovechar el poder del pensamiento positivo.

Obstáculos para aprovechar el poder del pensamiento positivo: 

1.- Vives en un mundo negativo, toma la decisión de hacerlo positivo:

En el mundo en el que vivimos, la información que nos rodea es, de promedio, el 80% de negativa. Sólo debes encender el televisor, ojear la prensa diaria o escuchar la conversación de al lado en la cafetería donde sueles tomar café, y te darás cuenta de ello.

Para aprovechar el poder del pensamiento positivo y generar tus propios pensamientos positivos debes evitar la información negativa de tu entorno.

2.- Temores, dudas y preocupaciones:

El temor, la duda y la preocupación son las semillas que generan la mayor parte de tus condicionamientos mentales.

Puedes alcanzar tus metas, pero quien te lo impida no será el entorno, sino que serás tú mismo/a, generando dudas, temores y preocupaciones que van a convertirse en pensamientos limitantes que te impedirán acometer las acciones correctas para conseguirlas.

Elimina tus dudas y preocupaciones, y verás como tus miedos se diluirán poco a poco.

Condiciona tu mente con pensamientos positivos desde la consciencia, con afirmaciones y visualizaciones positivas sobre tus objetivos. De esta forma, mediante la repetición, irás adquiriendo las ventajas que te ofrece el poder del pensamiento positivo.

el poder del pensamiento positivo

3.- Aprende a perdonar:

Quien no perdona va acumulando en su interior todo lo contrario a pensamientos positivos.

Debes aprender a perdonar, porque de lo contrario, tú mismo/a vas a generar una percepción negativa de tu entorno y forjarás unos condicionamientos mentales cada vez más fuertes y potentes.

4.- Responsabilidad y Compromiso personal:

La falta de responsabilidad personal hacia tus pensamientos y tus metas te va a impedir desarrollar las metas de la forma correcta, y por consiguiente, a aprovechar el poder del pensamiento positivo.

Automáticamente, también te va a impedir preparar un plan de acción concreto y racional para alcanzar tus metas, y te va a impedir adquirir los hábitos necesarios para conseguir tus propósitos, por lo que te será cada día más difícil superar tus condicionamientos mentales, básicamente porque eliminarás los pensamientos positivos y tus límites mentales serán los protagonistas.

Lo que sí te será muy fácil es seguir con tus pensamientos negativos, dándote a ti mismo/a la razón, pensando que todo esto no sirve para nada porque la vida juega en tu contra.

Recuerda esta gran frase:

“Tanto si crees que puedes, como si crees que no puedes…

estás en lo cierto”

                                                                                                    Henry Ford 1863-1947

5.- TÚ mismo/a:

Y por último, no por ello el menor de los obstáculos, sino precisamente el mayor obstáculo al que vas a tener que enfrentarte: eres tú mismo/a.

La única y principal guerra es contigo mismo/a.

El rival eres tú.

La única persona a la que debes vencer es a ti mismo/a.

Debes vencerte aumentando tu autoestima personal, añadiéndote valor, asumiendo tu presente y generando perspectivas positivas sobre tu futuro.

el poder del pensamiento positivo

Hoy hemos visto cuáles son los principales obstáculos que vas a encontrarte para aprovechar, al máximo, el poder del pensamiento positivo y algunas ideas para que no se conviertan en insuperables.

En un próximo artículo te explicaré cuáles son las acciones, actitudes y los hábitos que debes trabajar para maximizar el poder del pensamiento positivo y cómo debes generar los pensamientos positivos adecuados para que puedas conseguir todas las metas que te propongas en tu vida.

Si te gustaría ser de los primeros en conocer estas acciones, actitudes y hábitos, subscríbete y te avisaré por mail en cuanto esté publicado.

Mientras tanto, céntrate en identificar estos obstáculos en tu vida y empieza por evitar que hagan mella en tu interior. Complementa la información que te he detallado con otros posts y verás que avanzar hacia tus metas es cada día un poco más fácil.

Vota

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar