Crea tus pensamientos positivos para dejar de temer, dudar y preocuparte por el mañana.

No hay nada más poderoso que las perspectivas positivas en uno mismo y en tus metas u objetivos, y básicamente, el motivo es porque de forma inconsciente empezarás a trabajar bien hoy para mañana, dejando de lado miedos, dudas y preocupaciones que dejarán de tener sentido.

El poder del pensamiento positivo ha sido tratado, ya desde los antiguos filósofos, como la principal herramienta que disponemos las personas para vivir una vida plena y feliz.

Y ellos lo descubrieron a través de la reflexión y la aplicación, así se dieron cuenta de que todo se mueve de forma distinta dependiendo en cómo pienses. Ya sea a nivel de bienestar personal, salud, relaciones personales o éxito profesional, y así, en todas y cada una de las áreas de la vida.

Cuando empezamos a crear pensamientos positivos sobre nosotros mismos y nuestras inquietudes personales, y empezamos a aplicar la metodología correcta, el camino que creamos se va convirtiendo en más llano y se reducen las piedras.

Las inquietudes de las personas son sus Metas, y el nivel de obstáculos al que deben hacer frente (piedras en el camino), en gran medida, viene determinado por el grado de pensamientos positivos que generan alrededor de sus propósitos.

Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en el banner

 

¿Por qué fomentar los pensamientos positivos? 

Cuando escribo acerca de la importancia de desarrollar tus metas por escrito, trabajar y definir un plan de acción concreto para conseguirlas, adquirir las habilidades necesarias en planificación y organización personal, adquirir los hábitos necesarios, así como superar los condicionamientos mentales que te acecharán en su consecución, no estoy haciendo nada más que hablar en formato racional y empírico de las herramientas tangibles y demostrables que permiten, no sólo conseguir tus metas y el éxito personal, sino también el fomentar un nivel de pensamientos positivos muy superior al que dispone la media.

Te soy muy sincero al decirte esto, porque yo mismo en su día, todo y querer avanzar hacia mis objetivos con una voluntad de acero, en muchas ocasiones me auto-boicoteaba sin saber exactamente el motivo.

Con el tiempo me di cuenta de que es mucho más sencillo de lo que parecía, depende única y exclusivamente de su aplicación y el nivel de compromiso que se tiene con uno mismo.

La única varita mágica eres , por lo tanto, debes trabajar sobre ti mismo/a y mejorar tus habilidades y conocimientos para aplicar el método y cada una de sus herramientas.

Aplicar, adquirir conocimientos adecuados y aplicar. Así de fácil y difícil al mismo tiempo. Paradójico, ¿verdad?

Recuerda que la repetición y el aprendizaje es la base de la maestría en cualquier disciplina.

Sólo dominarás el método y las herramientas con repetición y aprendiendo de tus propios errores. ¡ Benditos errores !

8 pasos para crear Pensamientos Positivos

A continuación te detallo los factores que intervienen de forma directa o indirectamente sobre tu forma de pensar:

Pero recuerda que simplemente son una guía para ayudarte a desarrollar y aplicar de forma eficaz las herramientas tangibles (las 5 claves del éxito personal), que en el fondo son la base de actuación que debes adquirir y aplicar, de forma metódica, para conseguir disfrutar de la vida como tú quieras.

pensamientos positivos

1.- No ganas nada sintiéndote superior a los demás. Sí ganas con sentirte superior a ti mismo/a.

La superación personal es uno de los pilares de los pensamientos positivos y poder así aprovechar las ventajas que te ofrece.

Cuando aprendes a planificar mejor, de forma profesional, aumentas tu productividad personal, eres más eficiente en aplicar porque aprendes, aplicas y analizas los resultados que no te satisfacen para poder aplicar nuevas acciones de mejora, te superas día a día.

Mejorar tus conocimientos y aptitudes es garantía de éxito.

Amplia tus conocimientos sobre planificación y gestión personal y llegarás a todo, te sentirás superior a ti mismo/a y avanzarás hacia tus objetivos de forma constante.

Como te expliqué en el post anterior, el único enemigo a quien debes vencer es a ti mismo/a. Y en la gestión del día a día tienes la principal batalla.

2.- Fijarse Metas que sean importantes para ti.

No puedes conseguir lo que no puedes imaginar, por este motivo debes fomentar en tu vida la definición de metas a medio y largo plazo basadas en tus inquietudes personales.

Establece metas elevadas y empieza a trabajar en ellas y vivir una vida que te permita alcanzarlas.

Cuando describes por escrito tus inquietudes, se fijan en tu subconsciente y trabajar sobre ellas es mucho más fácil, además de muy placentero.

El simple hecho de fijarte metas que te ilusionen tiene infinidad de beneficios tangibles para tu persona. Recuerda algunos de ellos aquí.

Y cuando decaigas, recuerda esta gran frase de Mark Twain, coge tus metas escritas, tu plan de acción y revísalos:

“Dentro de 20 años estarás más decepcionado

por las cosas que no hiciste que por las que hiciste.

Así que suelta amarras, navega lejos de puertos seguros, coge los vientos alisios.

Explora. Sueña. Descubre.”

3.- Diálogo interior.

Dependiendo de cómo te hables, acabarás en un lugar y situación u otra.

Empieza a usar las palabras quiero y puedo. Crea tus propias afirmaciones positivas y repítelas a diario.

Las afirmaciones son más que palabras, y tienen un poder enorme en tu subconsciente.

¿Quieres un ejemplo sencillo?

¿Hay alguna persona de tu entorno o has conocido a alguien que esté todo el día diciendo “yo no puedo hacer tal cosa”, o “siempre me resfrío”, o “soy patoso y siempre me caigo”?

¿Y qué les pasa?

Se ponen límites, ni tan siquiera se permiten intentarlo.

No han superado un resfriado que ya han cogido otro.

Siempre se dan golpes, ya sea con la puerta, con una silla o cualquier otra cosa, o simplemente se caen en cualquier situación en la que nadie caería.

Y por otro lado esta ese amigo o conocido tuyo que siempre está repitiendo “yo quiero tal cosa” o “yo hago tal cosa”, ¿cuál es el resultado?

Son aquellas personas que parece que sin hacer nada todo les salga bien, ¿verdad?

Las afirmaciones funcionan, fíjate en tu entorno, escucha atentamente y observa, verás que sean utilizadas de una u otra forma, simplemente funcionan.

Con esta valiosa información deberías proponerte forjar el hábito de repetir tus afirmaciones a diario.

Aquí te dejo algunas para que pruebes…

“Soy mejor cada día, y cumplo mi planificación cada día”

“Sigo mi plan de acción y avanzo hacia mis metas de forma constante”

“Cumplo con mis hábitos y soy como quiero ser”

4.- Gratitud y perdón.

Cada día tienes motivos para sentirte agradecido. Siempre hay detalles positivos en la vida, y saber agradecerlos es muy importante para desarrollar pensamientos positivos.

Sé agradecido/a con lo que tienes, y desde lo que eres y posees inicia el cambio hacia algo mejor, ya que delante siempre habrá nuevas metas y logros.

Debes aprender a dar las gracias porque cada día tienes motivos, y si no los ves, búscalos porque están ahí.

El otro lado de la moneda es el perdón. Quien no aprende a perdonar se dificulta su propio camino.

También debes aprender a perdonar, porque el perdón facilita la creación de pensamientos positivos, de igual manera que el no hacerlo promueve precisamente lo contrario, negativismo, dolor y resentimiento.

5.- Actitud hacia los problemas.

Ten por seguro que surgirán problemas, acepta que va a ser así y relájate, piensa que eres capaz de solucionarlo, no dejes la puerta abierta a la ofuscación y repítete a ti mismo/a una y otra vez que vas a solucionarlo.

La solución obviamente llegará y no pierdas tiempo ni energía en problemas menores, que estos se van solos.

Debes tener claro y por mucho que suene a tópico, que cada dificultad no es más que una oportunidad que la vida te brinda para que puedas forjar tu desarrollo personal y te superes a ti mismo/a.

Si logras aceptar este enfoque, todas y cada una de las dificultades que te encuentras las superarás con más facilidad de lo que crees ahora y, automáticamente, te crecerás y con ello tu motivación y confianza, así como la seguridad en ti mismo/a y el compromiso contigo mismo/a para alcanzar tus metas.

6.- Tener perspectivas positivas.

Imagínate y visualiza todo tu entorno como tú quieres que sea.

Visualizar en positivo es uno de los pasos más importantes a la hora de definir tus metas, y la mejor forma de empezar es cerrando los ojos y viendo lo que tú deseas que sea mejor de lo que ahora es, da igual como sea ahora, simplemente imagínalo mejor.

Concéntrate y dedícale tiempo y energía, ya que tu mente es mucho más poderosa de lo que has imaginado hasta ahora. Simplemente no la has sabido usar.

Aprende más sobre el poder de la mente en este artículo, y aplícalo para poder dominar tu cerebro y tus pensamientos.

Por lo tanto, debes perseverar y ser constante en tus anhelos, por eso debes tener tus metas y sueños por escrito, revísalos regularmente y actúa siguiendo tu plan de acción.

7.- Eres producto de tus pensamientos y si los cambias, serás como tú quieras ser.

Estás formado por tu mente consciente y subconsciente.

Tu lado consciente es la fuente de tus pensamientos, aquí tú puedes manejar, controlar y dominar.

Por otro lado, está tu subconsciente, que es el depósito donde quedan los posos de tus pensamientos conscientes, pero aquí no puedes manejar nada.

Desarrolla pensamientos positivos a través de afirmaciones, visualizaciones, desarrollando metas, planes de acción, plantificando tu agenda para conseguir tus propósitos, forja hábitos productivos y estarás programando tu subconsciente desde un nuevo ángulo.

Usa tu fuerza interior con el fin de tener una mejor vida y recuerda que nadie puede pensar por ti.

8.- Todo está relacionado con todo.

Este punto es muy importante, ya que soy consciente que toda esta información puede abrumar en un momento dado, o simplemente puede parecerte vaga o repetitiva.

El Éxito personal, la plenitud personal, la satisfacción personal, el dinero, la salud, el éxito en las relaciones personales, profesionales, con los hijos, y absolutamente todo está relacionado entre sí.

Por este motivo y si lees los artículos del blog, te percatarás que hay un hilo conductor que entrelaza todos los aspectos que explico y detallo. Simplemente son inseparables.

Los pensamientos positivos tienen su fundamento en distintos aspectos, no existe la tecla mágica ni un único factor. Esto es lo más importante, debes aceptarlo y actuar en consecuencia, utilizando un método y no dejar de lado ninguno de los parámetros que están contenidos en él.

pensamientos positivos

Si crees que podría haber profundizado más en todos y cada uno de los puntos descritos, debo decirte que tienes razón, cada punto da para mucho más que un artículo.

Mi consejo para que puedas sacarle el máximo partido a todo lo descrito es que lo apliques, empezando por el primer paso: Coge papel y lápiz, y describe retos a conseguir en distintos plazos, por ejemplo a 6 meses, a 1 año o plazos superiores, de 2 o 3 años.

Después, elige los 2 o 3 más importantes para ti y desarrolla una meta para conseguirlos.

A partir de este punto, tú mismo/a te darás cuenta que todo lo que te he explicado hoy está unido de forma irremediable, que debes aumentar tu ángulo de visión y que, como teoría está muy bien, pero sólo lo asimilarás aplicándolo.

Aplica y comparte tu experiencia. Cuéntanos como te va y qué mejoras has conseguido.

Vota

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar